Yoga de risa

Gail Lawley, a la izquierda, se ríe con Hank Mosser a la derecha, durante una clase de Yoga de la Risa en Tucson, Arizona el día martes 3 de febrero, 2015. Mosser está atrapando una pelota imaginaria con sus  manos durante un ejercicio de la risa. Fotografía por Noelle Haro-Gomez.
Gail Lawley, a la izquierda, se ríe con Hank Mosser a la derecha, durante una clase de
Yoga de la Risa en Tucson, Arizona el día martes 3 de febrero, 2015. Mosser está atrapando una pelota imaginaria con sus
manos durante un ejercicio de la risa. Fotografía por Noelle Haro-Gomez.

A veces la risa sí es la mejor medicina. Junto con un poco de yoga.

El yoga de la risa, incorpora ejercicios de respiración y de risa para incitar la relajación y está creando más sonrisas por todo Arizona mientras que los profesionales de la salud se dan cuenta de los beneficios de la alegría para la vida.

LaughterYoga.Org, la página oficial de la “moda de la salud y el estado físico que está arrasando el mundo” reconoce a catorce “Grupos de Risa” en Arizona. En este último año, los líderes del yoga de la risa de Arizona han visto un aumento en el interés debido a las redes sociales y el boca a boca.

“Aquí decimos, ‘fíngelo hasta que lo logres’”, dijo Jana Martin, líder de la clase de Yoga de la Risa los martes en Tucson. “Tu cuerpo no sabe la diferencia entre la risa fingida y la risa de verdad. Aún puedes obtener todos los beneficios con la risa fingida, pero al final, los dos tipos se transforman en uno sólo”.

Fundado por un doctor indio hace 20 años, el yoga de la risa sigue cuatro pasos básicos: respirar y estirarse, aplaudir y cantar, ejercicios de la risa y meditación.

Martin y el colíder Loti Gest no se han perdido ni una sola clase los martes en St. Francisen los Foothills en Tucson desde mayo del 2010. El grupo gratis atrae a 10-25 individuos de la mediana edad de la comunidad cada semana, según Martin.

“Es estupendo para las personas que tienen problemas de movilidad porque no todos pueden participar de una manera tradicional”, dijo Martin. “Es realmente bueno para ciertas poblaciones que no se pueden mover tanto”.

En las clases de los martes de yoga de la risa en Tucson, los participantes no se llevan tapetes de yoga ni medias, sino usan pantalones de mezclilla y se llevan toallas de la risa.

Durante los ejercicios, el contacto visual contribuye a la risa contagiosa y ayuda a que las personas se rían más fuerte para obtener más beneficios, dijo Martin. Los ejercicios para la risa que se hacen durante la clase de Martin incluyen saludar uno al otro al inclinarse tipo Namaste y reírse, tirar una pelota imaginaria en un círculo por cinco minutos y cantar Feliz Cumpleaños sin sentido.

Después de realizar los ejercicios de la risa, los miembros del grupo se desparraman en la sala de yoga mientras que Martin guía al grupo en una meditación visual para que se recuperen del ejercicio.

Martin dijo que el yoga de la risa puede ser incómodo al principio, pero que con un poco de ayuda del contacto visual y de la risa contagiosa, se quitan los nervios. Dijo que el yoga de la risa la ayuda a respirar más profundo, dormir mejor y mejora su sistema digestivo al crear un sentido de comunidad con sus compañeros.

La ciencia detrás de la risa Doctor Gulshan Sethi, un instructor de yoga de la risa y médico en Tucson, es

actualmente el jefe de la cirugía cardiotorácica en el Tucson Medical Center. Sethi ha sido un cirujano del corazón por 40 años y ha realizado aproximadamente 15,000 cirugías del corazón.

Cuando está fuera del quirófano, Dr. Sethi continúa salvando vidas al hacer que las personas se rían para que se sientan mejor.

“La risa es universal”, dijo Sethi. “Transciende todas las barreras y no tiene edad, color ni Él receta una rutina diaria de la risa, por aproximadamente 30 minutos, para recibir beneficios psicológicos y fisiológicos de largo plazo.

Después de haber sido diagnosticado con estenosis espinal, estrechamiento de la columna y sufrir un dolor extremo a diario, Sethi buscó una cura. Al enfrentarse con la opción de decidir entre tomar medicamentos diarios o tener una operación masiva, rechazó las dos y formuló su propio remedio: la risa.

Después de haber investigado y hablado con sus colegas, Sethi dijo que seguía dando con la risa como forma de terapia. Sethi dijo que siempre supo que la risa era algo positivo, pero que seguía un poco escéptico sobre los beneficios reales para la salud a largo plazo.

“Siendo científico, tenía que saber de lo que se trataba todo. Tú me dices algo, y yo no lo creo. Necesitaba aprender yo mismo e investigar para comprobar cómo la risa nos ayuda científicamente”, dijo Sethi.

Sethi produjo un estudio experimental, junto con sus colegas de la Universidad de Arizona, para identificar los beneficios de la salud que produce el yoga de la risa. El estudio observó a seis pacientes del Centro de Salud y Ciencias en la Universidad de Arizona (UA Health and Sciences) que esperaban trasplantes de órganos por varias semanas y 10 clases de yoga de la risa.

Según los resultados del estudio, “Los participantes mostraron un humor mejorado inmediato y un aumento en la variabilidad de la frecuencia cardíaca después de la intervención de la risa… pareció mejorar la ansiedad de largo plazo”. Los resultados animaron a Sethi a probar la terapia de la risa para él mismo.

Sethi dijo que el yoga de la risa también puede ayudar a prevenir gripas comunes así como también curar enfermedades. La respiración lenta y profunda en el yoga de la risa ayuda la variabilidad de la frecuencia cardíaca, “el proyector de la vida prolongada además de sentirse bien todos los días”. Al reírse, el aire se espira y se deshace del residuo de aire en los pulmones.

Esto disminuye la humedad en el árbol bronquial, y las personas son menos propensas a desarrollar infecciones.

Sethi también dijo que el reír hace que se emitan endorfinas, lo cual afecta el bienestar general de la persona al disminuir las hormonas del estrés y el dolor físico.

Stu Goldman, un paciente de Sethi, asistió a su clase de yoga de la risa el mes de febrero en The Core en el centro comercial La Encantada en Tucson. Hace un año, Sethi le hizo un micro reemplazo valvular y una cirugía de bypass doble a Goldman. “Y sigo aquí”, dijo Goldman.

Su primera vez participando en el yoga de la risa fue memorable, dijo él. Ver al Dr. Sethi en otro entorno anima a Golman a asistir a las clases del yoga de la risa y obtener los beneficios.

“Fue buenísimo. Me sentía triste antes de venir aquí pero estoy mejor. Ya me apunté para la clase en marzo del Dr. Sethi”, dijo Goldman.

El yoga de la risa también aumenta la cantidad y actividad de las células asesinas naturales, las células que matan el cáncer, dijo Sethi. Otro estudio de Irán dedujo que el yoga de la risa puede reducir el estrés que sufren los pacientes de cáncer antes de comenzar la quimioterapia, mediante la emisión de las endorfinas.

Beneficios emocionales

En Tempe, Linda Scharf ha sido una líder del yoga de la risa en el Instituto Suroeste de las Artes de Curación (Southwest Institute of Healing Arts) desde que comenzó en el 2009.

Durante los últimos ocho años, Scharf ha visto participantes desde bebes de 2 meses hasta

ancianos de 80 años.

“El yoga de la risa no requiere la capacidad física que requiere el yoga tradicional y cualquiera lo puede hacer en cualquier lugar”, dijo Scharf.

Scharf dijo que ella ha visto a muchas personas recibir beneficios emocionales del yoga de la risa después de pasar experiencias traumáticas.

“Las personas han venido a las juntas del grupo de risa después de haber perdido a un cónyuge o a un hijo, o mientras están pasando por un divorcio difícil, una enfermedad grave u otras circunstancias traumáticas. El yoga de la risa les da una manera de reírse cuando no tienen razón para hacerlo y puede cambiar sus vidas”, dijo Scharf.

Dijo que ella logra esto al incluir ejercicios de risa que están destinados a aliviar el estrés, algo de lo que los participantes de SWIHA pueden beneficiarse en su vida cotidiana.

Rev. Em Maxwell, líder del Grupo de la Risa de Green Valley (Green Valley Laughter Club), dijo que ella se enfoca en los beneficios espirituales del yoga de la risa.

“Tener una práctica de risa diaria es espiritual porque no sólo te ayuda a buscar lo bueno en todo, sino también percibir y contribuir a lo bueno en todo”, dijo Maxwell. “La sabiduría es maravillosa, hermosa, y útil pero no es la sabiduría la que crea una buena vida. Es la actitud que crea una buena vida”.

Romero2

Traducido por Mariah Swickard / Editado por Natasha Moushegian

Juliana Romero es reportera para Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Arizona. Comuníquese con ella por correo electrónico jromeo@email.arizona.edu.

Haga clic aquí para una versión Word de este artículo y fotos de alta resolución.

Yoga de risa hecho por Noelle Haro-Gomez en Vimeo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.