Viviendo más allá del desorden

Una fotografía del antes y el después del hogar de un acaparador que fue transformada por Clutter STOP. (Foto cortesía de Sheila G. McCurdy)
Una fotografía del antes y el después del hogar de un acaparador que fue transformada por Clutter STOP. (Foto cortesía de Sheila G. McCurdy)

Después de mudarse de una casa de tres recamaras a un departamento de una recamara, dejó a Sherry de Phoenix, Arizona con menos espacio pero con un vínculo más fuerte con sus pertenencias, haciéndole más difícil dejarlas.

Un día después de salir de una junta, Sherry encontró un folleto de acaparadores anónimos, un programa de 12 pasos para ayudar a individuos que tienen pertenencias acumuladas. Ahí, Sherry dijo que encontró un alivio de entendimiento y amistad que le ayudó a lidiar con sus tendencias de acaparamiento.

Ahora Sherry es líder de un grupo de la sucursal de Phoenix y dijo que usa sus propias experiencias para ofrecer apoyo a personas que se encuentran en una situación similar.

“Sí ayuda porque yo comprendo algunas de los problemas que ellos tienen y yo tengo ciertas experiencias superando obstáculos en mi vida, así que les puedo ofrecer esperanzas a los nuevo miembros,” dijo Sherry.

El acaparamiento ha incrementado en Arizona especialmente entre la población de las personas de la tercera edad, por lo cual agencias se han unido para ayudar crear conciencia y ayudar a los individuos que lo necesiten, de acuerdo al Equipo de Trabajo de Acaparamiento en Arizona (Arizona Hoarding Task Force).

Sherry dijo que uno de los obstáculos que está relacionado con las tendencias de acaparamiento es la vergüenza que puede surgir que haga más difícil confiar en personas que vengan o que busquen ayuda.

“Yo aún guardo mi secreto de muchas personas y le he contado a pocas personas. He progresado lo suficiente que hasta mi departamento está bastante limpio y puede entrar mantenimiento,” dijo Sherry.

De acuerdo al Equipo de Trabajo de Acaparamiento del Sur de Arizona, el trastorno de acaparamiento compulsivo en los Estados Unidos afecta aproximadamente al 5% de la población, mientras el 84% de los individuos tienen a un pariente con comportamiento de acaparamiento.

Screen Shot 2015-02-23 at 2.00.49 PM

Lisa O’Neill es la directora de educación en el Centro de Envejecimiento de la Universidad de Arizona en la facultad de medicina. Uno de sus objetivos principales es ayudar a educar a la comunidad para tener una fuerza laboral mejor preparada para cuidar de los adultos mayores.

O’Neill también fue parte del equipo que ayudo a establecer al Equipo de Trabajo de Acaparamiento de Arizonahace tres años y también ayudó a formar la sucursal del sur de Arizona.

Ella dijo que Arizona creó el grupo operativo estatal, compuesto por 60 agencias y 100 personas para ayudar a facilitar la comunicación entre los grupos regionales.

“Era muy obvio que sabían lo que tenían pero otras personas no,” dijo O’Neill. “No sabían sobre los recursos en la comunidad.”

Las tendencias de acaparamiento, dijo O’Neill, puede empezar a una edad temprana pero no son evidentes hasta que la persona crece, más o menos a los 50 años.

“Ellos suelen tener una falta de comprensión de la gravedad del problema y no la reconocen hasta que es demasiado tarde,” dijo O’Neill. “Uno de los problemas más grandes es que dudan de su percepción y motivación”.

O’Neill dijo que a menudo esta incapacidad para juzgar la gravedad de la situación surge por falta de capacidad de funciones ejecutivas por los acaparadores, que son habilidades de alto nivel que influyen en las tareas tales como la memoria, la atención y las habilidades motoras.

Sheila McCurdy, una organizadora profesional certificada, ha ayudado personas por 22 años quienes han tenido problemas fuera del “rango normal de desorden”.

“Todos creemos que hay más de eso aquí por la población de ancianos. Los ancianos sólo recolectan más y tienen más que otras personas,” dijo McCurdy. “Muchas personas piensan que los ancianos son unos descuidados y no saben cómo cuidarse, pero ese no es el caso”.

Por medio de su trabajo, McCurdy ayuda a personas a que dejen ir sus pertenencias y muchas veces las personas prefieren donar sus cosas que tirarlas a la basura. A menudo esta es la parte más difícil, según McCurdy quien también dijo que el trauma es otro factor del acaparamiento.

Una de las personas a quien McCurdy ha impactado es a Tracy, quien ha perdido varios parientes y ha heredado bienes que tienen un valor sentimental inmenso que no puede dejar ir.

Tracy dijo que antes trabajaba para la Universidad de Arizona y tenía un trabajo decente pero que cuando llegaba a casa es como si estuviera viviendo otra vida de la cual está avergonzada.

“Mi casa está muy, pero muy desordenada y por eso tuve problemas de salud y tuve un reemplazo total de la rodilla,” dijo Tracy. “Mi casa estaba tan desordenada, que tenía miedo de que al caminar me podría tropezar con algo, así que decidí hacer algo al respecto”.

Tracy dijo que durante este proceso, se dio cuenta de que era más que sólo deshacerse de pertenencias innecesarias sino aprender a organizar y arreglar los objetos a mantener. Parte del proceso, dijo Tracy, fue finalmente admitirse a sí misma que tenía un problema.

“Me siento más en control. Además, te aíslas porque no puedes traer amigos a casa porque tu casa es un desastre. Y ahora no tengo que hacer eso,” dijo Tracy.

El aislamiento, sobre todo en las áreas rurales, es algo que la trabajadora social Karen Lombardi enfrentó cuando trabajó para el Consejo para Ciudadanos Adultos Mayores de Pinal-Gila. Dijo que de la única manera que se enteran de que algo está mal es cuando un pariente llama.

Lombardi dijo que recuerda un caso delicado en el cual un hijo llamó para buscar ayuda para su madre envejecida.

“Ella no me dejaba entrar, pero al estar parado en la puerta pude ver los montones en el pasillo. Los montones de cosas estaban tan altas que estaban por encima de mí,” dijo Lombardi, quien agregó que muchas veces estos montones sólo son una cara de la multitud de problemas como la depresión y la adicción.

Actualmente, hay dos propuestas de leyes en la legislación estatal que están enfocados en la acumulación de animales y esto es una vía, dijo Lombardi, que abriría varios debates en el futuro sobre la lucha contra otros componentes de acaparamiento.

“Sera genial si hubiera alguna manera de que la gente entendiera más sobre las personas de la tercera edad y de lo que sucede y quizás podrían crear otras pólizas que afectarían los servicios de Protección de los Adultos Mayores,” dijo Lombardi.

El acaparamiento de acuerdo a Sherry, entonces se convierte en un proceso de por vida, tanto de la gestión de la posesión y aprender cuando buscar ayuda.

“Encontré una vida más significativa y amigos más fuertes. No siempre tenemos que estar de acuerdo…pero tenemos una conexión de corazón a corazón, y es algo increíble,” dijo Sherry.

 

*Nota de la reportera*

Las personas que fueron nombradas sólo por su primer nombre solicitaron que así fuera con fines de anonimato sobre su trastorno de acaparamiento.

Estadísticas sobre el acaparamiento

El 75% de los acaparadores son compradores compulsivos, el 50% acepta excesivamente objetos gratis y el 15% de los acaparadores reconocen que tienen comportamientos irracionales.

Compradores compulsivos 75%

Objetos gratis 50%

Comportamiento irracional 15%

En los hogares de acaparamiento el 42% tiene bloqueado el acceso a su fregadero, el 45% de los acaparadores han bloqueado el acceso a su refrigerador, el 42% ha bloqueado el acceso a su bañera y el 10% han bloqueado el acceso a su inodoro.

 Haga clic aquí para una versión en Word de esta historia y para fotos de alta resolución.

Traducido por Anahi Valenzuela/Editado por Mariah Swickard

Razanne Chatila es una reportera para Arizona Sonora News Service, un servicio del Colegio de Periodismo de la Universidad de Arizona. Póngase en contacto con ella por razanne@email.arizona.edu

Leave a Reply

Your email address will not be published.