Son pocos los recursos para las embarazadas en el condado Cochise

Muchos recursos de salud reproductiva en el Condado Cochise se enfocan en prevenir los embarazos entre las jóvenes y en promover la planificación familiar, mientras que la educación sobre el aborto y las relaciones sexuales es limitada.

Las limitaciones incluyen una inclinación hacia la abstinencia, basada en una educación cristiana, la cual se práctica en algunas escuelas y en algunas organizaciones y una predisposición en contra de la homosexualidad en la educación sobre el VIH.

La falta de servicios gratuitos que ofrecen orientación sobre el aborto, así como también una falta de sesiones de asesoría del Women’s right-to-know (El derecho de la mujer a la información), le aseguraron a Arizona un lugar en una lista del 2014 publicada por el Instituto Guttmacher, un grupo de investigación y política sobre los derechos de salud sexual y reproductiva, calificándolo como “extremadamente hostil” hacia el aborto.

Los servicios que se ofrecen

Los servicios disponibles por medio de los Servicios Sociales y de Salud del Condado Cochise, del Centro para Embarazadas CareNet en el Condado Cochise y de las escuelas en el área son pocos, pero aun contribuyen con el uso de anticonceptivos, la educación sobre relaciones sexuales, la planificación familiar y asesorías del programa El derecho de la mujer a la información.

El Departamento de Servicios Sociales y de la Salud en el Condado Cochise ofrece una educación  basada en la abstinencia, en ocho preparatorias y seis escuelas secundarias alrededor del condado por medio del Programa de Prevención de Embarazo Juvenil. De acuerdo a las estadísticas presentadas por Judith Gilligan, directora de los servicios de prevención para los Servicios Sociales y de la Salud en Cochise, 1, 461 niños y jóvenes entre las edades de 12 a 18 años formaron parte del programa en el 2015 en Douglas, Bisbee, Sierra Vista y Willcox.

Se ofrecen cuatro currículos en las preparatorias y tres en las escuelas secundarias. Cada currículo varía un poco dependiendo de la edad o de la preferencia de educación, pero la mayoría de currículos incluyen secciones sobre la abstinencia, las consecuencias de las relaciones sexuales, las infecciones por transmisión sexual , los condones o anticonceptivos y sobre las técnicas de negociación y de rechazo.

“Hay dos tipos de currículos para la prevención del embarazo que se basan en testimonios- uno centrado solamente en la abstinencia, lo cual significa que no se enseña sobre ningún método de protección y otro que es basado en la abstinencia, en el cual la abstinencia se propone como el mejor método para prevenir el embarazo, pero también se enseñan otros métodos de protección”, comentó Gilligan.

Mientras tanto, el programa del departamento de Planificación Familiar ofrece pruebas de embarazo, anticonceptivos, tratamiento para las infecciones por transmisión sexual y asesoría para la planificación familiar. Estos recursos son confidenciales y gratuitos para los menores de 18 años y para los que forman parte del 150 por ciento del nivel federal de pobreza.

De acuerdo a Catherine Welch, coordinadora para la Planificación Familiar, a comparación con el programa de Prevención de Embarazo Juvenil, el programa de Planificación Familiar no tiene permitido trabajar directamente con las escuelas. Esto es debido a que el Titulo X del programa federal permite que haya un acceso confidencial para que los jóvenes puedan recibir anticonceptivos y planificación familiar. Sin embargo, en Arizona se requiere una notificación a los padres para recibir educación y cuidado sexual.

Las oficinas para los Servicios Sociales y de Salud que proveen los servicios de Planificación Familiar se encuentran en Benson, Bisbee, Douglas, Sierra Vista y Willcox. Welch comentó que las mujeres que viven en áreas más rurales viajan a una de estas localidades para poder recibir los servicios.

Tina Upshaw, directora ejecutiva del Centro para Embarazadas CareNet del Condado Cochise se para frente de la tienda de bebe en su clínica. Aquí los padres pueden cambiar “dinero de mamá y dólares de papá “, los cuales ganan al tomar los cursos para padres, e intercambiarlos por ropa, juguetes, libros y otras cosas más. (Fotografía tomada por: David Mariotte/ Tombstone Epitaph)
Tina Upshaw, directora ejecutiva del Centro para Embarazadas CareNet del Condado Cochise se para frente de la tienda de bebe en su clínica. Aquí los padres pueden cambiar “dinero de mamá y dólares de papá “, los cuales ganan al tomar los cursos para padres, e intercambiarlos por ropa, juguetes, libros y otras cosas más. (Fotografía tomada por: David Mariotte/ Tombstone Epitaph)

En comparación con los Servicios Sociales y de Salud que tiene diferentes localidades alrededor del condado, el Centro para Embarazadas CareNet en el Condado Conchise solamente se encuentra en Sierra Vista. A pesar de que el estado de Arizona tiene 38 centros de crisis para embarazadas, CareNet es el único en Cochise y el único recurso del condado que ofrece asesoría gratuita del Derecho de la mujer a la información.

El asesoramiento orienta a las mujeres embarazadas sobre tres opciones: la maternidad, la adopción y el aborto. Un consejero voluntario sin entrenamiento médico, muestra el desarrollo del feto, ofrece recursos tales como videos informativos, crea una lista junto con el cliente de las ventajas y desventajas de cada opción y ofrece un “paquete de embarazo”, lo cual incluye una recopilación de folletos, libros y una revista llamada Before you decide (Antes de que decida).

“La motivación detrás del centro y de esta organización es que nadie debería de enfrentar sola esta gran decisión”, dijo Tina Upshaw, directora ejecutiva del Centro para Embarazadas CareNet en el Condado Cochise.

El centro también ofrece una cantidad de clases para padres llamados “Gana mientras aprendes”. En estas clases los padres pueden aprender las técnicas necesarias mientras acumulan crédito en la tienda de bebes localizada ahí mismo en el centro. Esta tienda  funciona por medio de donaciones de ropa para bebes, pañales, muebles, libros y muchas otras cosas.

CareNet también ofrece programas de educación sexual centrados solamente en abstinencia en las escuelas del área de Sierra Vista, incluyendo la Preparatoria Buena, la cual el año pasado colaboró con CareNet y con el Programa de Prevención de Embarazo Juvenil.

De acuerdo al director de la preparatoria Buena, Joe Farmer, cada semestre CareNet ofrece una presentación de dos días. La primera presentación es en el  otoño durante la semana de Homecoming (el primer baile del año) y la otra es en la primavera durante la semana del baile de graduación (prom). Debido a la naturaleza del programa que enseña solamente sobre la abstinencia, CareNet aún no ha enseñado sobre el uso de anticonceptivos a lo largo de sus 15 años de colaboración con la escuela.

Ahora que la preparatoria Buena colabora junto con el programa de Prevención de Embarazo Juvenil, se incluye una demostración del condón en los currículos de educación sexual.  Se les entrega formularios de permiso a los padres y tienen el derecho a optar que sus hijos no participen, aunque Farmer estima que menos del uno por ciento de los padres optan por esa opción.

A parte de su colaboración con estos programas, la preparatoria Buena también contrata a maestros certificados en educación de salud, quienes cubren temas tales enfermedades venéreas (STI, por sus siglas en inglés), educación sobre el VIH, el noviazgo, las relaciones y el proceso reproductivo. Esta clase de salud dura todo un semestre y matricularse en ella es un requisito para poder graduarse.

El lenguaje cargado y los límites

A pesar de que sólo hay una pequeña cantidad de proveedores gratuitos y a un bajo costo, los Servicios Sociales y de Salud, CareNet y las escuelas, proveen algunos servicios básicos. Sin embargo, dentro de estos servicios se encuentran algunos problemas,  desde la incapacidad que algunos enfrentan en conseguir acceso físico a la planificación familiar hasta la homofobia respecto a la educación requerida en el estado.

En Arizona, las leyes actuales respecto a la educación sobre el VIH prohíben una educación que “presente a la homosexualidad como un estilo de vida positivo y alternativo” –a pesar de que recientes estudios por parte del grupo de Inteligencia J. Walter Thompson demuestran que el 52 por ciento de personas de 13 a 20 años de edad no se identifican como exclusivamente heterosexuales- también prohíben una educación que “sugiera que ciertos métodos son seguros para tener relaciones homosexuales”.

La educación sexual también está sujeta a restricciones similares. De acuerdo al Instituto Guttmacher, el estado de Arizona ordena que, si se ofrece la educación sobre relaciones sexuales, tiene que ser apropiada dependiendo de la edad y los padres tienen que dar su consentimiento para que sus hijos reciban esta educación. Cualquier educación sexual ofrecida en el estado, tiene que destacar la abstinencia, aunque la educación centrada solamente en la abstinencia se deja a discreción del consejo educativo de cada escuela. Por último, la educación debe de incluir información sobre “las consecuencias negativas de tener relaciones sexuales entre los adolescentes” y debe de enseñar técnicas para “prevenir la coerción”.

Sin embargo, no se ordena que la información sea medicamente correcta, culturalmente apropiada, imparcial o que no promueva la religión. Dado a que sólo se puede enseñar  sobre la abstinencia, no se requiere que se ofrezca información sobre anticonceptivos.

De acuerdo al Instituto Guttmacher, esta ley está en vigor a pesar de que un estudio ordenado por el congreso en el 2007 demostró que los programas centrados solamente en la abstinencia “no tienen un impacto positivo en el comportamiento sexual de los jóvenes”. Desde el año 2001, en los Estados Unidos, el índice de jóvenes sexualmente activos ha permanecido a un margen de 46 a 48 por ciento en la edad de 17 años.

De la misma manera, las organizaciones tales como la Asociación Médica Americana, la Academia Americana de Pediatras, la Sociedad de Salud y Medicina para Adolescentes y la Asociación Americana de Salud Pública han apoyado y respaldado la educación sexual integral que incluye la educación sobre la abstinencia, pero también información sobre los anticonceptivos. Este enfoque es más parecido a la educación basada en la abstinencia que ofrece el programa de Prevención de Embarazo Juvenil.

En términos de los daños posibles, un informe  del año 2004, llevado a cabo por medio del Representante Demócrata de California Henry Wnaxman, declaró que de los 13 currículos más comunes que se centran solamente en la abstinencia hasta el matrimonio, 11 de ellos “incluían falsa información médica, el uso de temor y vergüenza, difuminan la ciencia y la religión y persisten en los estereotipos sobre los roles de género”. Esa falsa información incluía información tergiversada sobre la efectividad de los anticonceptivos, así como también lenguaje que causa vergüenza y que valora la virginidad y rechaza a las mujeres que son sexualmente activas.

En el Condado Cochise también hay una escasez de acceso a servicios del aborto, referencias a clínicas que ofrezcan abortos y a información que sea medicamente correcta.

CareNet es la única organización en el condado que ofrece asesoría gratuita para las mujeres, pero no ofrece pases a clínicas de aborto porque los voluntarios no son profesionales médicos con licencia.

Al terminar la sesión de asesoría para las mujeres con el derecho de saber en el Centro para Embarazadas CareNet, los clientes reciben un “paquete para embarazadas”, incluyendo algunos de estos materiales. (Fotografía tomada por: David Mariotte/ Tombstone Epitaph)
Al terminar la sesión de asesoría para las mujeres con el derecho de saber en el Centro para Embarazadas CareNet, los clientes reciben un “paquete para embarazadas”, incluyendo algunos de estos materiales. (Fotografía tomada por: David Mariotte/ Tombstone Epitaph)

Para poder recibir una referencia a una clínica de aborto, un individuo tendría que ir a la oficina de un médico en el condado o manejar hasta una clínica de Planificación Familiar en Tucson. En Arizona hay 38 centros para embarazadas y siete que ofrecen servicios de aborto.

Muchos centros de crisis para embarazadas, incluyendo CareNet, operan desde un punto de vista Cristiano.

“Dios es absolutamente mi motivación para continuar en este sector”, comentó Upshaw. “Primero estoy sirviendo a Dios”.

Se promueven otras alternativas al aborto y los empleados de CareNet no pueden dar una estimación de los costos para llevar a cabo un aborto.

El “paquete para embarazadas” que ofrece CareNet también incluye lenguaje emotivo- por ejemplo, la revista Before You Decide que trata sobre la maternidad, la adopción y el aborto se refiere al feto como un “bebe”.

La revista menciona que “ocurre bastante desarrollo durante este momento (la implantación), al resolver la cuestión sobre si desde este momento hay vida, aunque algunos no estén de acuerdo a  qué punto esta vida se considera un ser vivo”. Esta revista provee un punto de vista muy específico.

La portada incluye una broma sensacional- “¿Estás seguro?” el medicamento ‘seguro’ que te puede matar”- refiriéndose a RU-486, la píldora para llevar a cabo un aborto farmacológico. Dentro de la revista, brevemente se menciona que las mujeres que tomaron esta píldora y que la usaron en un método fuera de lo indicado, murieron a causa de una infección.

Mientras que en la siguiente página, menciona que el mayor riesgo de muerte causada por un aborto es debido a la dilatación y evacuación después de la viabilidad, que es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo en los embarazos avanzados. Aun así, el índice de muerte mencionado es alrededor de 1 por cada 11,000 personas.

De igual manera, algunas estadísticas simplemente no se mencionan, tales como aquellas sobre los abortos realizados con la píldora durante el primer trimestre, lo cual se considera como uno de los métodos médicos más seguros. Según el Instituto Gettmacher, el índice generalmente aceptado respecto a las graves complicaciones médicas a causa de un aborto inducido por un médico, es alrededor de la quinta parte de un por ciento. 

Modificaciones en la demora de la educación  reproductiva

En  el presupuesto federal propuesto por el Presidente Obama para el 2017, los $10 millones del presupuesto para financiar la educación centrada solamente en la abstinencia han sido reducidos.  Aún permanece el financiamiento para una educación integral, pero el presupuesto no ha sido aprobado y los esfuerzos por medio del estado para reformar la educación sexual también parece que se ha demorado.

En enero, los legisladores de Arizona introdujeron la propuesta de ley por medio de la Cámara 2410 (House Bill 2410) y la ley propuesta por el Senado 1019 (Senate Bill 1019) para revisar las leyes sobre los currículos de la educación sexual y del VIH. Estas propuestas de cambio incluyen la eliminación de material homofóbico respecto a la educación sobre el VIH, el destacar la importancia sobre el uso correcto de anticonceptivos, introducir la educación sexual desde kínder y requerir que la educación sexual sea medicamente correcta.

Ninguna de estas propuestas ha sido examinada desde enero.

David Mariotte es un reportero para Arizona Sonora News, un servicio de la Facultad de Periodismo en la Universidad d eArizona. Lo puede contactar a dwmariotte22@email.arizona.edu.

Traducido por Maritza Flores Campuzano

Presione aquí para una versión de esta historia en Word y para ver fotografías de alta resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.