Organizaciones con fines de restauración cooperan para ayudar a las plantas autóctonas

Francesca Claverie, la gerente de viveros de Borderlands Restoration, sostiene una Fouqueria Splendens, también conocida como ocotillo. Todas las fotografías por Emily Huddleston.
Francesca Claverie, la gerente de viveros de Borderlands Restoration, sostiene una Fouqueria Splendens, también conocida como ocotillo. Todas las fotografías por Emily Huddleston.

Francesca Claverie adora la Heuchera, la cual es una flor de color rojo coral silvestre con un rosado fiusha, que atrae a los colibrís. Sujeta a una Ratibida columnifera, una flor silvestre de color rojizo con café y amarillo que crece en praderas soleadas. Así mismo, aprecia a una Asclepias asperula, una planta perenne (algodoncillo) que es fundamental para la supervivencia de las mariposas monarca.

Un prendedor se encuentra abrochado al delantal de rayas de colores de Claverie que dice “I love natives” (en español: me encantan las plantas autóctonas). Claverie irradia aprecio con su sonrisa de mejilla a mejilla a medida que comienza a hablar sobre las plantas autóctonas de la región fronteriza de Arizona/Sonora.

“Es simplemente tan maravilloso ver cosas crecer”, mencionó Claverie. “Se siente tan bien cuando las plantas florecen y se vuelven hermosas”.

Claverie es la gerente de viveros en Borderlands Restoration en Patagonia, Arizona.

Francesca Claverie camina a través de un invernadero en Borderlands Restoration.
Francesca Claverie camina a través de un invernadero en Borderlands Restoration.

Borderlands Restoration es una sociedad de responsabilidad limitada con pocos ingresos (L3C, por sus siglas en inglés) que aspira a volver a conectar la vida silvestre, la tierra y la gente en la región fronteriza de Arizona/Sonora por medio de la restauración de ecosistemas.

La restauración de hábitats es el proceso de tornar un área perjudicada o deteriorada a una con condición sana y autosuficiente. Las plantas autóctonas juegan un papel esencial en la restauración, proporcionando los elementos clave para el ecosistema.

Las especies autóctonas surgen en el lugar donde se desarrollaron y al evolucionar durante la época geológica como reacción a cambios en el área, estas plantas nativas poseen ciertas características que las hacen únicamente adaptables a condiciones locales.

Estas plantas ayudan a conservar la biodiversidad, fomentan la adaptación de plantas al cambio climático, ayudan a restaurar cuencas y a crear polinización y corredores de migración para insectos, pájaros y otra vida silvestre.

El vivero de plantas autóctonas de Borderlands Restoration comenzó con un invernadero en el 2012 y en cuatro años se ha vuelto un programa de propagación de plantas plenamente desarrollado. El día hoy, el vivero orgánico tiene tres invernaderos y ha producido más de 40,000 plantas autóctonas para la restauración paisajística en terrenos públicos, en parques nacionales y monumentos, en granjas privadas y en paisajes de jardines.

“Tenemos nuestro propio nicho para lo que producimos”, exclamó Claverie. “No somos una tienda elegante de viveros, hay viveros formidables en Tucson que desempeñan un trabajo mejor del que nosotros hacemos, pero aquí tenemos unas plantas increíbles que son bastante vigorosas y nos enfocamos en que estas puedan sobrevivir en la vida silvestre”.

Y aquí en la región fronteriza, “tenemos uno de los mejores periodos de diversidades biológicas, particularmente con plantas”, mencionó Claverie.

Aunque vivamos en un lugar diverso, según Claverie, no es suficiente tener solamente una lista de las plantas autóctonas.

“Si ignoramos las plantas en una región entera, sin hacer colecta de sus semillas, sin cultivarlas, y sin restaurarlas en estas áreas”, mencionó Claverie, “estamos haciendo un mal servicio para lo que ya está adaptado y para los millones de años de evolución y especialización genética”.

El enfoque único de Borderlands Restoration es tener variedad de especies de plantas, para que el proyecto de restauración sea más eficaz.

DSCN5679“Aquí en Borderlands podemos decir con certeza que tenemos una planta especifica de estas cuatro distintas altitudes, entonces dependiendo de donde se quiera trabajar o donde se viva, esto es lo que se debe plantar basado en la elevación, por medio de coordenadas de GPS, o de que parte de la montaña proviene”, mencionó Claverie.

Para lograr que la restauración sea más eficiente y eficaz, Borderlands coopera con otras organizaciones en el área que tienen metas similares, incluyendo a Sky Island Alliance.

La región de Sky Island abarca el sureste de Arizona y también el norte de Sonora, el cual alberga una diversidad sorprendente de más de 4.000 plantas autóctonas que florecen. Al igual de Borderlands, la misión de Sky Island Alliance, según su sitio web, “es proteger y restaurar la biodiversidad y el patrimonio natural de Sky Islands”.

Sky Island Alliance ha estado trabajando con Borderlands ya hace unos años. Carianne Campbell, directora de conservación de la alianza, comenta que Borderlands ha sido un socio fenomenal, ya que ha colaborado en la realización de la restauración terrestre y también al tener acceso a materiales de calidad para la restauración de las plantas autóctonas.

“El poder obtener plantas que fueron cultivadas con semillas recolectadas en la misma cuenca o muy cerca de donde estamos llevando a cabo el proyecto de restauración, nos permite conservar la integridad genética y la diversidad adecuada para un área en específico”, exclamó Campbell.

Asclepias Asperula, también conocida como algodoncillo-cuerno antílope, florece en Borderlands Restoration.
Asclepias Asperula, también conocida como algodoncillo-cuerno antílope, florece en Borderlands Restoration.

Una de las plantas autóctonas fundamentales que ayuda a conservar la diversidad es el algodoncillo.

El algodoncillo sustenta a la población de mariposas monarca en la región, ya que estas no pueden sobrevivir sin la planta autóctona. Las orugas se alimentan de algodoncillo y las mariposas monarca las usan para ponen sus huevos.

“Tenemos una de las más altas diversidades de algodoncillo en la nación”, remarcó Claverie. “Asegurarse que las mariposas monarca tengan alimento al momento de reproducirse y dirigirse a México y Arizona, es un factor crucial y el algodoncillo es un componente vital para esto”.

Sky Island y Borderlands recientemente recibieron una donación conjunta para producir e instalar la mayor cantidad de algodoncillo posible en 80 acres de terreno federal y 20 acres de terreno privado.

“La donación le permite a Borderlands cultivar grandes cantidades de algodoncillo y también paga por nuestro tiempo, y le paga a Sky Island Alliance, para poder llevar el algodoncillo producido por Borderlands al paisaje”, mencionó Campbell.

Este nuevo algodoncillo será distribuido en lugares como Bear Canyon en las montañas de Catalina, Madera Canyon y Aravaipa Canyon.

Dado a que la propagación de las plantas autóctonas es un esfuerzo grupal, y bastante de la labor que se lleva cabo es financiada con recursos públicos, exclamó Claverie, “no debe ser un tipo de competición, sino un intercambio de recursos y conocimiento”.

Y el proyecto del algodoncillo es un ejemplo de esto.

Andy Gould, una voluntaria de Borderlands Restoration, trabaja con Schizachyrium cirratum que será usado en el Gila Cliff Dwellings National Monument en Nuevo México.
Andy Gould, una voluntaria de Borderlands Restoration, trabaja con Schizachyrium cirratum que será usado en el Gila Cliff Dwellings National Monument en Nuevo México.

“Hay escasos recursos para desempañar esta tarea y definitivamente podemos ser más eficaces y más efectivos si coordinamos nuestros esfuerzos”, comentó Campbell. “Hay tanta influencia por parte de la colaboración, que pienso que sacamos más beneficio de la colaboración en grupo que si estuviéramos trabajando por separado”.

La mayoría del trabajo por parte de Borderlands financiado por recursos públicos, da vueltas alrededor de lo que se conoce como la iniciativa de Madrean Archipelago Plant Propagation (MAPP, por sus siglas en inglés). MAPP es una alianza entre Borderlands Restoration, la alianza de Gila Watershed, the Buureau de Land Management y el Servicio de Parques Nacionales

Justin Johnson, horticultor de la restauración de la alianza de Gila Watershed mencionó que la iniciativa de MAPP permite que ambos GWSP y Borderlands puedan compartir recursos, solicitar fondos y mejorar su cooperación.

“Ya que estamos en una época en la que no hay muchos fondos para poder realizar estos proyectos, si no se obtiene la colaboración necesaria por parte de la sociedad, es como si le estuvieran dando la espalda al problema”, exclamó Johnson.

Los viveros de Borderlands Restoration preservan alrededor de 50 plantas autóctonas en reserva, estas son algunas de las plantas vigorosas.

Emily Huddleston es una reportera para Arizona Sonora News, un servicio de la Facultad de Periodismo con la Universidad de Arizona. La puede contactar por lyhuddleston@email.arizona.edu

Traducido por Juan Pablo Rodríguez

Leave a Reply

Your email address will not be published.