Los arizonenses utilizan menos agua

Junardi Armstrong quita las plantas no deseadas de su jardín, lunes, 23 de marzo, 2015, en Tucson, Arizona. El paisajismo desértico requiere menos mantenimiento que el césped y es más eficiente con el agua.   (Foto por Alamri/ Arizona Sonoran News Service)
Junardi Armstrong quita las plantas no deseadas de su jardín, lunes, 23 de marzo, 2015, en
Tucson, Arizona. El paisajismo desértico requiere menos mantenimiento que el césped y es más eficiente con el agua.
(Foto por Alamri/ Arizona Sonoran News Service)

Cuando Jimmy Wells de Tucson compró una casa antigua en el año 2011, la actualización de accesorios de uso eficiente del agua era su prioridad.

Él compró una lavadora de carga frontal, un electrodoméstico eficiente en cuanto al consumo de energía y agua. Él transformó el patio a ser un espacio próspero con árboles y arbustos a través del paisajismo desértico. Él se ahorró dinero, y él, como millones de habitantes de Arizona, está evitando el desperdicio del agua.

“Vivimos en el desierto,” dijo Wells. “El agua es muy valiosa”.

El promedio del consumo de agua en viviendas unifamiliares está disminuyendo en los centros urbanos de los condados de Maricopa y Pima, según el Departamento de recursos hídricos de Arizona (Arizona Water Resources Department). Del 2000 al 2013, el promedio anual del uso de agua en los hogares ha disminuido aproximadamente un 25 por ciento.

Esta tendencia es causada en gran parte por los avances tecnológicos y los cambios en la preferencia de paisajismos. Los datos deben ser interpretados con cautela, ya que son auto-reportadas y hay un margen para el error, dijo Ray Quay, un investigador del Instituto Global de Sostenibilidad Julie Ann Wrigley (Julie Ann Wrigley Global Institute of Sustainability) de la Universidad estatal de Arizona (Arizona State University). En algunos casos, el contador de agua que mide la cantidad bombeada de la planta de agua, la mide incorrectamente. Además, las compañías de agua tienen que calcular en número anual de la población y a veces implementan una tasa de rápido crecimiento, mientras que el número de residentes en realidad está disminuyendo.

Sin embargo, las investigaciones respaldan los resultados. Un estudio publicado en el 2011 en la publicación American Water Works Association Journal determinó que el promedio del consumo de agua en los hogares esta disminuyendo a nivel nacional. De acuerdo a los datos recopilados de los servicios de agua por toda la nación, en el 2008 cada hogar usó alrededor de 11,000 galones menos anualmente que hace 30 años.

La conservación del agua 

La ley de la política energética del 1992 (Energy Policy Act of 1992) ordenó estándares federales para hacer a los accesorios y aparatos de agua más eficientes, reduciendo el uso interior del agua, dijo Quay. Por ejemplo, la ley redujo el uso máximo de agua por cada descarga en los retretes del baño de 3.5 galones a 1.6.

Mientras la gente empieza a comprar tecnología eficiente, el consumo del agua disminuye sin afectar el estilo de vida de los consumidores, dijo Quay. Las casas construidas después de 1994 incluyeron los accesorios y aparatos de eficiencia de agua.

La mayoría de los aparatos y accesorios de agua en el mercado ahorran más agua de lo que ordena la ley Energy Policy Act porque cumplen con los estándares voluntariamente, dijo Quay. Las nuevas viviendas tienden a instalar accesorios y aparatos altamente eficientes en agua, las cuales reducen el uso del agua 55 galones diarios comparados a los viejos, dijo Adam Miller del Departamento de Servicios de Agua de la ciudad de Phoenix (Phoenix City Water Services Department).

A como los residentes reemplacen sus viejos accesorios y aparatos, es más probable que los compren unos más eficientes, dijo Gary Woodard, un miembro del personal de Montgomery and Associates, una agencia de consultas que se especializa en desarrollar planes para la administración del suministro del agua. Esto significa que el ahorro de agua ocurre sin ninguna intervención.

“No importa si ellos saben o si les importa la conservación del agua”, dijo Woodard. “No es posible comprar algo que sea tan ineficiente como lo que están desechando”.

Es menos probable que la gente construya piscinas y las que se construyen hoy en día tienden a ser más pequeñas, las cuales son más eficientes en la conservación del agua que los diseños posteriores, dijo Woodard.

“El amorío de la gente con el césped y las piscinas de patio ha terminado”. Woodard dijo. “Eso es bueno”.

Otro factor es el paisajismo eficiente en agua, dijo Quay. En crisis económica, las comunidades de bajos ingresos dejan de regar sus jardines al priorizar sus gastos, dijo Quay. Esto puede reducir el uso del agua en una casa entre 30 y 40 por ciento, dijo él.

Las casas nuevas también dedican más espacio a los patios, las cocheras y estacionamientos de dos o tres coches, comparado con las anteriores, dijo Miller, eso significa menos espacio para regar plantas.

Los jardines desérticos se están volviendo más populares ya que menos gente tienen césped en sus patios, dijo Carol Ward-Morris, directora interina de la Asociación Municipal de Consumidores de Agua en Arizona (Arizona Municipal Water Users Association), una organización sin fines de lucro que representa a 10 ciudades y pueblos. El 10 por ciento de casas unifamiliares en Phoenix tienen césped, de acuerdo a un estudio preliminar conducido por la ciudad, dijo ella.

A algunas personas les gusta traer el medioambiente natural del estado a sus patios por medio del paisajismo desértico, dijo Bob Turcotte, jardinero maestro en la Extensión Cooperativa de la Unviersidad de Arizona (University of Arizona Cooperative Extension). Otra de las ventajas es que el paisajismo desértico requiere menos mantenimiento que el césped.

“Una vez que estén establecidos y encarrilados” dijo Turcotte. “Puede sentarse y verlo crecer”, dijo él. A Junardi Armstrong de Tucson le gusta observar mariposas y colibrís en su jardín desértico. El mantenimiento del jardín incluye reparar el sistema de escurrimiento y deshierbar, dijo ella.

“Es mantenimiento de normal”, dijo Armstrong. “Comparado al césped, es una gran diferencia”. Armstrong dijo, “comparado con el césped, es de día y de noche.” 

Pautas y leyes

Los fabricantes de plomería colaboraron con la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (U.S. Environmental Protection Agency) para desarrollar la certificación WaterSense para los accesorios de agua en 2006, dijo Barbara Higgens, presidenta ejecutiva de Plumbing Manufacturers International, una asociación de comercio en Chicago que representa a fabricantes de plomería en los EE.UU.

Los productos certificados, incluyendo las regaderas y retretes, usan 20 por ciento menos agua que los requisitos del gobierno federal.

Los retretes certificados con WaterSense usan 1.28 galones por cada descarga comparado con el estándar federal de 1.6 galones, ahorrando de esa manera 2,000 galones al año, de acuerdo con Plumbing Manufacturers International.

En el 2007, el estado de California aprobó la ley Laird (Laird Bill), que requiere que los accesorios de agua vendidos en el estado cumplan con estándares similares a los de la certificación WaterSense, dijo Higgens.

Los estados de Texas, Georgia y Colorado implementaron leyes similares a la Laird Bill, dijo Bill Christiansen, un gerente de programas de Efficiency Water Alliance, un grupo de Chicago que promueve el uso eficiente del agua.

Los 1.28 galones por descarga de retrete es el estándar de la industria para los desarrolladores y compañías de construcción, dijo Athena Roelfler, coordinadora de comercialización para Benjamin Supply, una tienda proveedora de plomería con sede en Tucson.

La gente aún puede comprar retretes de 1.6 galones por descarga, los cuales son menos comunes en el mercado. El municipio de la ciudad de Arizona apoyó programas de incentivos para permitirle a la gente instalar accesorios eficientes para el agua en sus casas, dijo Carol Ward-Morris, directora interina de la Asociación Municipal de Consumidores de Agua en Arizona (Arizona Municipal Water Users Association). En 1986, Glendale fue la primera ciudad en lanzar el programa de devolución de retretes en los EE.UU..

Algunas ciudades han lanzado programas de devolución para animar a los propietarios de casas a comprar electrodomésticos eficientes, dijo Daniel Ransom, director del programa de conservación para Tucson Water.

El programa de rebate asistió a Wells con el costo de instalar un sistema para recolectar de aguas en su patio. Fue reembolsado por los materiales que usó, e instalo el sistema él solo.

El Departamento de Energía (Department of Energy) implementó estándares de energía para los electrodomésticos, para incrementar la eficiencia de los aparatos de lavado de ropa, Woodard dijo. Las lavadoras viejas usan 40 galones por carga, y las nuevas, especialmente las que se cargan por enfrente, utilizan alrededor de 25 galones por carga, dijo él.

Mientras algunos de nuestros consumidores usan menos agua en total, es más probable que el total de las cuentas de agua permanezcan igual, o incluso que suban.

Woodard dijo que el 70 por ciento de los costos de las compañías de agua son fijos – la infraestructura no cambia, sin importar cuánta agua está fluyendo. Entonces, si se usa menos agua, las compañías podrán incrementar los precios para mantener la infraestructura intacta. Sin embargo, mientras los consumidores usen menos, y los servicios reduzcan sus costos variables, la cuenta total del agua puede permanecer igual, dijo él.

Las compañías del agua pueden reducir costos al retrasar proyectos que son innecesarios debido al declive en la demanda, dijo Janice Beecher, directora del Instituto de Servicios Públicos (Institute of Public Utilities) en la

Universidad Estatal de Michigan (Michigan State University). Esto se puede hacer prediciendo la demanda del futuro.

“Las utilidades deberían adoptar esta tendencia”, dijo Beecher.

El agua sigue siendo preciosa

Existe una alta probabilidad que la falta de “prioridad 1” sea declarada en el Río Colorado en 2017, dijo Basefsky. Esto afectará el proyecto Center Arizona Project para la distribución de agua a los agricultores, y las ciudades no pueden comprar agua más allá de su reparto.

El agua del proyecto Center Arizona Project será más costosa, dijo Mitch Basefsky, representante de comunicaciones del proyecto. Las tarifas que pagan los municipios para el agua de CAP pueden incrementar aproximadamente 10 por ciento, dependiendo en varios factores, como el costo de energía.

“Estamos en una situación que se está volviendo bastante seria”, Basefsky agregó. “Nosotros no sabemos cuándo termine”.

La conservación puede ayudar con los problemas del agua en Arizona, pero no resuelve el problema del agua en el Río Colorado, Basefsky dijo.

“Conservar el agua es lo más importante que pueden hacer”, comentó Basefsky. “Por cada gota que uses, esa es una gota que no puede ser ni guardada para el futuro, ni puede quedarse en el medio ambiente”.

La reducción en la demanda del agua en Phoenix ha permitido que el agua de la superficie se almacene bajo tierra la cual puede ser extraída en caso de futura escasez, dijo Miller del sistema de aguas de Phoenix.

Soluciones de corto plazo para el problema de CAP incluyen algunas compañías de agua y agricultores que dejan su reparto de agua en el lago Mead (Lake Mead), posiblemente manteniendo el agua sobre la línea de declaración de escasez, dijo Basefsky. Esto puede retrasar la escasez de agua a corto plazo.

A largo plazo, CAP está financiando un proyecto de siembra de nubes en Wyoming y Colorado para incrementar la capa de nieve en las montañas, la cual es el suministro principal para CAP. Ademáa, CAP está trabajando con agricultores mexicanos para incrementar la eficiencia de irrigación la cual podría resultar en que México no tome su reparto del agua.

Al contrario de California, muchas comunidades del centro de Arizona no están utilizando su reparto de agua entera de CAP y del río Verde-Salt, entonces pueden absorber las posibles reducciones en esas dos fuentes.

Tucson está recargando la mayoría su reparto de agua CAP para uso futuro, dijo Wally Wilson, hidrólogo maestro en Tucson Water.

En caso de que el agua de CAP no esté disponible, algunas ciudades tienen suficiente agua subterránea para compensar por la pérdida, dijo Quay. La duración de estas reservas varía de una ciudad a otra. Algunas ciudades tienen suficiente agua para durar varias décadas, pero otras por un par de años. Depender completamente del agua subterránea es una solución a corto plazo porque la extracción del agua acabará con las reservas eventualmente.

Es muy improbable que el gobierno federal detenga la distribución de agua de CAP a las ciudades y tribus indígenas, dijo Basefsky.

“Encontraremos maneras de mantener el agua en el canal”, dijo Basefsky. 

Musherf Alamri es reportero para Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Arizona. Póngase en contacto con él mediante el correo electrónico: alamri@email.arizona.edu.

Traducido por Anahi Valenzuela / Editado por Natasha Moushegian

Haga clic aquí para fotos de alta resolución

Leave a Reply

Your email address will not be published.