Las dificultades de la educación rural: insuficientes profesores, currículos erróneos

Foto por Arria Belli, usada bajo Creative Commons 2.0.
Foto por Arria Belli, usada bajo Creative Commons 2.0.

Los oficiales estatales y los expertos de educación culpan a la falta de profesores capacitados y currículos aplicables con los datos inferiores de rendimiento de las escuelas rurales por todo Arizona.

Según las clasificaciones más recientes de U.S. News and World Report, la preparatoria Prescott High School es la única escuela fuera de las áreas metropolitanas de Phoenix y Tucson que logró salir en la lista de las 40 mejores escuelas de Arizona.

Chris Kotterman, subdirector de las relaciones gubernamentales en el Departamento de Educación de Arizona (Arizona Department of Education), dijo que continuar con los “currículos rigorosos y de nivel universitario” en áreas rurales tal como las de las ciudades grandes requiere profesores dedicados, pero que atraerlos a esas áreas es extremadamente difícil.

Bruce Johnson, director del Departamento de Enseñanza, Aprendizaje y Estudios Socioculturales (Teaching, Learning and Sociocultural Studies Department) en la Universidad de Arizona, afirmó que la falta de educadores competentes es uno de los primeros obstáculos para mejorar la educación rural.

“¿Cómo podemos ayudarles a conseguir más maestros capacitados desde un principio?” dijo él.

Una solución que está intentando junto con su departamento – como parte de la Escuela de Educación de la UA – se llama Maestros en la Industria (Teachers in Industry). Este programa se enfoca en animar a los jóvenes a hacerse educadores en áreas periféricas y a entender mejor la manera en la que aprenden los estudiantes rurales y lo que ofrecen éstos.

Como parte del programa, los estudiantes de posgrado van a las escuelas rurales y trabajan junto con profesores por tres veranos consecutivos, dijo Johnson. Los estudiantes completan trabajos de curso por internet para obtener un título o un certificado de enseñanza mientras están ahí.

Entrada a la preparatoria Prescott High School (PHS, por sus siglas en inglés).  Foto por cortesía de Prescott High School.
Entrada a la preparatoria Prescott High School (PHS, por sus siglas en inglés).
Foto por cortesía de Prescott High School.

“El enfoque del programa es realmente intentar identificar qué tipo de ciencia y matemática se está utilizando”, dijo él. Así, los profesores entienden qué principios son más pertinentes a los estudiantes en esa área.

Mientras los estudiantes de posgraduado avanzan por el programa de Maestros en la Industria, deben estar preparados para ser educadores en las áreas rurales en las que han estado trabajado, dijo Johnson.

Vanessa Anthony-Stevens, profesora adjunta del programa de Johnson, dijo que un factor significativo que contribuye al bajo éxito relativo en las escuelas rurales viene de la formación de currículos en áreas urbanas.

“En gran parte, nuestra política de educación se diseña y se decide en las ciudades, en oficinas urbanas y legislativas por personas que en gran parte se han incorporado socialmente o se han mudado a los centros urbanos”, dijo Anthony-Stevens.

El otro problema es que los estudiantes de áreas rurales no son representados en sus libros de texto, dijo ella. Los problemas matemáticos pueden pedirles a los estudiantes que estimen la distancia en la que alguien anduvo en bicicleta en un campus universitario. Ella dijo que muchos estudiantes en áreas rurales no tienen bicicletas y nunca han ido a un campus universitario, lo cual dificulta que se identifiquen con el material que se les presenta.

Anthony-Stevens dijo que el mejor aprendizaje ocurre cuando alguien se expone a algo similar a lo que ya conoce y entiende pero que aún no haya experimentado. Dijo que es fundamental “fortalecer a los recursos que los niños traen con ellos a la escuela” para crear lecciones compatibles para los estudiantes”.

Con respecto a los sistemas de clasificación, Kotterman les llamó “subjetivas” a las listas. Dijo que hay problemas verdaderos en cuanto a la educación en las áreas menos pobladas, pero que es importante tener en cuenta que una inmensa cantidad de las escuelas urbanas recibe calificaciones pésimas del Departamento de Educación del estado. Las escuelas que no califican bien existen en todos lados, no solamente en los pueblos pequeños, dijo él.

Kotterman también dijo que las escuelas que califican bien pueden distorsionar una parte particular de un área urbana debido a permisos de registración abierta.

El Departamento de Educación de Arizona (Arizona Department of Education) tiene un “sistema de boleta de calificaciones comprensivo” que mide el éxito de una escuela en comparación con los estándares estatales. El estado ha creado un sitio web de búsqueda con aquellos resultados que demuestran que entre los distritos escolares de los pueblos pequeños, las preparatorias Bisbee, Seligman y Casa Grande calificaron con C, mientras Duncan High School recibió una D y Bobquivari, una de las dos preparatorias de Sells, calificó con F. Solamente Ajo recibió un A, según una búsqueda rápida no comprehensiva del sitio web.

Anthony-Stevens dijo que el estado necesita darles flexibilidad a los distritos escolares rurales cuando se trata de sus currículos.

“Si no estamos haciendo buen trabajo en la escuela para fortalecer los recursos que los niños traen con ellos … es muy difícil formar repertorios de conocimiento conciliables y útiles para ellos”, dijo Anthony-Stevens.

Zac Baker es reportero de Arizona Sonora News, un servicio de la escuela de periodismo con la Universidad de Arizona. Póngase en contacto con él por zbaker1@email.arizona.edu, o sígalo en Twitter @zj_baker.

Traducido por Natasha Moushegian / Editado por Mariah Chloe Swickard

Leave a Reply

Your email address will not be published.