La legalización de marihuana podría estar presente en la boleta electoral de Arizona en el 2016

 

El uso recreativo de la marihuana está en el proceso de hacerse legal en el 2016. Fotografía cortesía de Pixabay.
El uso recreativo de la marihuana está en el proceso de hacerse legal en el 2016. Fotografía cortesía de Pixabay.

Con el uso de marihuana cada vez  siendo más aceptado en los EE.UU. y la legalización de la misma en Washington y Colorado, es solamente legal para 50.000 residentes de Arizona.

Eso podría cambiar en los próximos años.

El Proyecto de Política de la Marihuana de Arizona (Marijuana Policy Project) está presionando que se legalice el uso recreativo de la marihuana en la próxima ronda electoral en el año 2016.

En el 2010, Arizona promulgó la ley para permitir la marihuana medicinal. Dos años después, el primer dispensario abrió en Phoenix. Arizona es uno de los 24 estados que permiten el uso médico de la marihuana.

Los requisitos para recibir una tarjeta médica en Arizona son mucho más estrictos que los de California. En California, una recomendación de un médico es lo que se necesita para tener una tarjeta de marihuana medicinal. Para obtener una tarjeta médica en Arizona, se requiere de una prueba de una enfermedad grave como el cáncer,  VIH, sida,  glaucoma, etc.

Aunque, la leyes médicas están empezando a cambiar lentamente con respecto a la marihuana, las leyes legales no. El Fiscal del Condado de Arizona y la Asociación del Sheriff se oponen a esta legalización. Se argumenta que la marihuana es adictiva, perjudicial para el cerebro de los adolescentes, y puede conducir a enfermedades mentales y conductas de riesgo.

El sargento Chris Widmer del Departamento de Policía de Tucson establece que los oficiales de policía todavía están haciendo cumplir las mismas reglas como siempre lo han hecho.

“No creo que la actitud que tienen los oficiales de policía hacia la marihuana haya cambiado mucho “, dijo Widmer. “Las consecuencias de que los encuentren en posesión de ella siguen siendo las mismas que antes”.

Widmer dice que las próximas decisiones sobre la legalización de la marihuana en Arizona dependen de cómo la manejen los otros estados que la han legalizado.

“Estamos notando una gran cantidad de personas que abusan de la tarjeta médica para vender o regalar y  ambas acciones son delitos mayores”, dijo Widmer.

El Republicano de la Cámara de Representantes, Ethan Orr de Tucson es uno de los primeros legisladores conservadores que decidió apoyar la  legalización del uso recreativo de la marihuana en Arizona. Él inicialmente se opuso a la idea de la marihuana medicinal, pero tuvo un cambio de parecer una vez que vio con sus propios ojos cómo la marihuana ayudó a la gente que luchaban contra enfermedades mortales como el cáncer y la esclerosis múltiple.

“Estoy sorprendido por el poco apoyo que he estado recibiendo desde que he dicho que quiero que la marihuana se legalice en Arizona”, dijo Orr. “Pero todo se reduce a lo que la gente quiere,  ¿financiar el cartel o el estado?”.

Orr está hablando con los oficiales de policía en Colorado para ver cómo están manejando la legalización del cannabis en su estado. Hasta el momento, no ha dado lugar a ninguna droga fuerte y el uso de ella en la juventud ha bajado estadísticamente, dijo.

“Hemos gastado $75- $100 millones de dólares específicamente en detenciones por marihuana en Arizona”, dijo Orr. “La legalización traería $100 millones para los ingresos fiscales que ayudarían a financiar la educación y  hacer cumplir la ley”.

Orr dice que cobrar impuestos y  regular la marihuana ayudaría a controlar el consumo de drogas.

El gerente de comunicaciones del Proyecto de Política de la Marihuana (Marijuana Policy Project) Morgan Fox cree que ha llegado el momento para una nueva ley.

“Una vez que las personas ven los fracasos de la prohibición de la marihuana, y reconocen que la marihuana es mucho más segura que el alcohol, son más abiertos a tener una conversación sobre cómo podemos aprovechar esta sustancia fuera de las manos de los delincuentes y regularla efectivamente  sin castigar a los adultos responsables que utilizan la sustancia que es más segura “, dijo Fox.

Atrapar a alguien con menos de dos libras de marihuana resulta ser un delito menor en Arizona. Cualquier cosa más de dos libras es un delito mayor. La intención de vender, traficar o fabricar también son delitos mayores. La posesión de marihuana en comparación con la posesión de estupefacientes (cocaína, heroína, opio, etc.) es un cargo mucho más menor.

De acuerdo con la ONRLM (La Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de Marihuana), el 30 por ciento de la población de los Estados Unidos vive con algún tipo de discriminación de marihuana. Por medio de los estudios académicos y gubernamentales, se encontró que las leyes de despenalización no han contribuido  un aumento en el consumo de marihuana ni ha afectado negativamente la actitud de adolecentes hacia las drogas.

“A medida que más estados cambian sus políticas de marihuana hacia una regulación sensata en lugar de la prohibición, el apoyo del público ha aumentado a nivel nacional. Mucho de esto se debe al hecho de que podemos ver la implementación de dichas políticas en Colorado y Washington y ver los beneficios, así como ninguna de las cosas que los oponentes trataron de usar para asustar a los votantes que van a pasar”, dijo Fox.

Tania Mashkoory es reportera de Arizona Sonora News, un servicio del colegio de periodismo de la Universidad de Arizona. Pueden contactarla vía email a r Tmash@email.arizona.edu

Traducido por Andrea Castillo / Editado por Mariah Chloe Swickard

Leave a Reply

Your email address will not be published.