Estaciones FM de baja potencia a punto de salir al aire en Arizona

Gabriel Otero, también conocido como “The Snake” (“La Víbora”), habla al micrófono informando al público sobre los próximos eventos y manda canciones con dedicaciones a los oyentes en Tucson, Arizona el lunes, 2 de marzo, 2015. Otero es un dj y coordinador de programas para la estación KYTP 100.3 FM. Fotografía por Noelle Haro-Gomez
Gabriel Otero, también conocido como “The Snake” (“La Víbora”), habla al micrófono informando al público sobre los próximos eventos y manda canciones con dedicaciones a los oyentes en Tucson, Arizona el lunes, 2 de marzo, 2015. Otero es un dj y coordinador de programas para la estación KYTP 100.3 FM. Fotografía por Noelle Haro-Gomez

Menos comerciales, y más melodías y pláticas están a punto de llegar a las ondas de la radio de Arizona.

Este año, 41 estaciones de radio no comerciales y de baja potencia, se lanzarán por todo Arizona, más del triple de las 13 estaciones de baja potencia existentes que recibieron su licencia en el 2001.

“Y ya era hora”, dijo Victor Aronow, gerente de proyectos en KPCR, una nueva estación que viene a Phoenix a través la fundación Southwest Heritage Foundation de Arizona (SWHF, por sus siglas en inglés). SWHF es una organización que promueve las relaciones culturales, artísticas, sociales y laborales del suroeste.

Nuevas estaciones saldrán al aire este año a cargo de tribus indígenas, iglesias, escuelas y activistas comunitarios en áreas incluyendo Scottsdale, Bisbee y Williams.

El auge de las estaciones de radio FM de baja potencia es el resultado de la ley de Radios Locales de la Comunidad del 2010 (Local Community Radio Act of 2010), la cual proporcionó un lapso de un mes en otoño del 2013 para permitir que cualquier grupo no lucrativo consiguiera una estación de radio. La ley del 2010, propuesta por el senador republicano de Arizona John McCain, liberó a cientos de nuevos puestos en la radio para estaciones FM de baja potencia, las cuales estaban amparadas previamente por las cadenas de radio. Cuarenta y un estaciones solicitaron y sólo dos obtuvieron su licencia durante ese lapso y un total de 15 salieron al aire.

Una vez que la solicitud sea aceptada, las estaciones reciben un permiso de construcción de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), válido por un año. Las estaciones reciben sus licencias de parte de la FCC ya que el estudio y el equipo estén listos y las pautas de la FCC sean cumplidas.

Después, cada estación es capaz de llegar a oyentes dentro de tres a cinco millas de distancia y operar con regularidad.

La estación comunitaria KPCR está localizada en el parque Hance Park en Phoenix, pero aún se encuentra sin torre o frecuencia de radio. La estación se enfocará en el arte, la cultura, los intereses y las diversidades del centro de Phoenix. Cada tema se llevará a cabo en un espacio de 3 minutos, dos o tres veces a la semana que cubre los temas más recientes de la comunidad que se escuchan en todo el pueblo.

Un programa se enfoca en la seguridad pública con el departamento de policías en Phoenix y cubre los cierres de carreteras, los maratones, la acción policial y cualquier fraude nuevo con el que se enfrenta la gente. La estación aún está decidiendo el nombre de la plataforma, pero Aronow espera ponerle “Squad Room” (“la sala de la brigada” o “Police Beat” (“ronda policial”).

Otros programas incluyen, “Garage Sale Groupie” (“admiradores de venta de garage”) donde la estación visita a varias ventas de garaje y entrevistan a la gente sobre las cosas que están vendiendo. Otro programa sería “Senior Moments” (“momentos para personas mayores”), la cual se enfocará en actividades que le llamarían la atención a personas de 55 o mayores. La estación también cubrirá la legislación del estado. “Aquí anunciaremos el ‘peor proyecto de ley de la semana’”, dijo Aronow. “Quiero llamarlo ‘Lifting the Lid’ (‘levantar la tapadera’)”.

La Primera Iglesia Bautista (First Baptist Church) de Williams, Arizona lanzó la estación KZBX en marzo del 2014, convirtiéndose en la primera estación FM de baja potencia en obtener una licencia en el norte de Arizona, de acuerdo con Leslie Stevens, dueña de la estación.

“Soy como un niño con su nuevo juguete”, dijo Stevens. “Y pago todo de mi propio bolcillo”.

KZBX emite desde un almacén de metal de 15 pies cuadrados en el estacionamiento de la iglesia First Baptist Church. “La iglesia dijo, “úsenla, sólo no la quemen”, dijo Stevens.

Ahí la estación reserva espacios para voluntarios, para que presenten sus propios programas de música o de entrevistas durante la semana. La mayoría de los voluntarios tocan música de las décadas cincuenta, sesenta y setenta, mientras que otros discuten asuntos religiosos. Mike Roux, quien presenta un programa llamado

“Hope For The World Ministry” (“El Ministerio de Esperanza para el Mundo”) cada viernes por la noche, leerá sermones los domingos.

“Stop Abortion” (“Detén el aborto”) de Tucson, Arizona es otro grupo religioso esperando unirse al mundo de estaciones FM de baja potencia, pero la estación aún está en el proceso de solicitud, lo cual quiere decir que aún no se les ha dado un permiso de construcción. Dan Swanson, quien es parte de la mesa directiva, dijo que si se le concediera una licencia a la estación, esto abriría oportunidades para que la gente pueda compartir sus historias.

“Hay gente que ha abortado y desean no haberlo hecho”, dijo, agregando, “Nuestra meta no es luchar contra las clínicas que lo apoyan, sino darles voz a estas personas”.

La tribu Pascua Yaqui (Pascua Yaqui Tribe), y la fundación Hopi (Hopi Foundation) son dos de tres comunidades indígenas que están expandiendo su espacio en la radio.

La estación FM de baja potencia existente de la tribu Pascua Yaqui, KPYT, cubre la comunidad de Nueva Pascua (New Pascua), una de cuatro en Tucson. La nueva licencia permite que la estación extienda su cubertura a otra comunidad, Vieja Pascua (Old Pascua), de acuerdo con el coordinador del programa Gabriel Otero, conocido también como “The Snake” (“La Víbora”).

Aparte de recopilar hojas de información para los 13 voluntarios de la estación para organizar el programa, Otero se encarga de su propio programa llamado “The Snake Break” (“el descanso de la víbora”) donde toca música rock moderna dos veces por semana.

“Creo que está padre no ser un show de discurso”, dijo Otero, “Me gusta ampliar el gusto de todos, tocando música a la que no están acostumbrados a escuchar, como la de Red Hot Chili Peppers a diferencia de artistas de la vieja escuela tales como AC/DC o Aerosmith”.

Los representantes de Pascua de los departamentos de salud, idiomas, educación y el departamento de policías tienen un programa en el show donde compartirán novedades de cada departamento.

“Lo que hacemos es proporcionar servicios para la gente”, dijo Otero. “Todos nuestros trabajos sirven a la comunidad y a través de nuestra estación, todos se mantienen informados”.

La radio Hopi KUYI de la parte superior de Moenkoepi (KUYI Hopi Radio of Upper Moenkoepi) obtuvo la licencia años atrás, a través de la Fundación Hopi (Hopi Foundation) y aunque no sea propiedad de la tribu, es la fundación sin fines de lucro más antigua en la reserva. KUYI obtuvo el permiso de construcción el año pasado, permitiendo a la estación expandiera su rango de emisión. La fundación junto con su nuevo socio, Moenkoepi, ahora podrán alcanzar a más de 1,000 oyentes.

“KUYI es un lugar donde los integrantes de la tribu Hopi pueden ser informados sobre todos los eventos locales que ocurren en su propio idioma”, dijo el gerente de la estación Richard Davis. “Y ahora les podemos advertirles de cualquier peligro con nuestro servicio de emergencia con emisiones de poca audiencia”.

Jason Levalley de Tucson lanzará una nueva estación de radio de poca potencia para la comunidad llamada “Downtown Radio”, la cual será una estación de rock-n’-roll no comercial, patrocinado por la comunidad, para el área general del centro de Tucson. 

LeValley espera salir al aire dentro de un par de meses. Se le concedió un permiso de construcción a la estación en diciembre, pero aún no obtiene una licencia completamente, el equipo necesitará solicitar una licencia de emisión ya que la estación esté construida.

Pamela Sutherland es una abogada de Tucson que escucha la radio de la comunidad regularmente. Sutherland, de 52 años de edad, confía en las estaciones de la comunidad para expandir su conocimiento musical.

“Tengo temor de envejecer y sólo escuchar música de los setenta”, dijo ella. “Pero la radio de la comunidad me mantiene a la corriente”.

Abrir una estación significa pagar honorarios de ingenieros, costos de equipo para el estudio y de transmisión, lo cual cuesta entre 12,000 y 15,000 dólares, dijo Allan Gomez, director de apoyo para las estaciones de la organización activista de la radio sin fines lucrativos, Prometheus Radio. Eso no incluye costos recurrentes, tales como la renta, servicios y otro personal, sumando un total de 1,000 dólares al mes.

Algunas estaciones encuentran apoyo en sus comunidades. La estación Downtown Radio recibió su espacio de estudio como donación de parte del centro de salud Sinfonría HealthCare, eliminando los costos de renta y servicios.

Aronow de KPCR en Phoenix dijo que está ansioso por ver el impacto que tendrán las estaciones FM de baja potencia en las comunidades.

“Las estaciones FM de baja potencia le han brindado a las mujeres, las organizaciones laborales y a las comunidades una oportunidad de volver al mundo de la radio”, dijo él.

“Y estoy ansioso por ver a donde llegan las cosas”. 

Spencer Higgins es reportera para Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Arizona. Póngase en contacto con ella en spencerhiggins@email.arizona.edu.

Traducido por Lizeth Castellanos / Editado por Natasha Moushegian

Haga clic aquí para fotos de alta resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.