El pickleball sirve como deporte y socialización para personas de la tercera edad en Arizona

Greg Castle, 61 años, alza la mano para devolver la pelota mientras su compañero de equipo, Dennis Capistrano, 73 años, lo mira, domingo, 8 de marzo, 2015. Los dos han jugado pickleball contra otros equipos en el YMCA del noroeste de Tucson, Arizona.
Greg Castle, 61 años, alza la mano para devolver la pelota mientras su compañero de equipo, Dennis Capistrano,
73 años, lo mira, domingo, 8 de marzo, 2015. Los dos han jugado pickleball contra otros equipos en el YMCA del noroeste de Tucson, Arizona.

El pickleball se ha convertido en todo un éxito entre las personas de la tercera edad en Arizona que ha causado un incremento en lugares donde jugar, al igual a clubs a los cuales se pueden unir.

El juego es una combinación de tenis, bádminton y ping-pong en una cancha pequeña que reduce el impacto en las articulaciones. Es popular especialmente entre las persona de la tercera edad que quieren participar en actividades físicas y socializar.

“Puede ser competitivo, pero más que nada estamos aquí riéndonos y pasándola bien”, dijo Joey Brandt, que también jugaba tenis hasta que descubrió el pickleball en un centro de recreación en Ahwatukee.

Barb Aalbers, 63 años, le grita a su oponente a través de la red durante un juego de pickleball el domingo, 8 de marzo, 2015. Estos juegos informales se llevan a cabo en el YMCA del noreste de Tucson, Arizona.
Barb Aalbers, 63 años, le grita a su oponente a través de la red durante un juego de pickleball el domingo, 8 de marzo, 2015. Estos juegos informales se llevan a cabo en el YMCA del noreste de Tucson, Arizona.

La Asociación de Pickleball de los Estados Unidos (USA Pickleball Association) tiene una lista de 137 lugares en Arizona en donde se puede jugar, incluye instalaciones deportivas dedicadas exclusivamente al pickleball. A principios de marzo, la asociación ya había agregado cuatro nuevos lugares en donde jugar, incluyendo dos locales en Tucson.

En el Green Valley Pickleball Club hay 625 miembros que juegan a menudo, de acuerdo a Donna Coon, la presidenta del club, en comparación a los 500 miembros que había hace pocos años. El club tiene la autorización del Comité de Recreación de Green Valley (Green Valley Recreation Board of Directors) para construir cuatro canchas nuevas de pickleball este verano, las cuales estarán listas para el otoño, y eventualmente habrá 24 canchas nuevas en un complejo nuevo en Green Valley.

“Es realmente una confluencia fenomenal de cosas- un clima estupendo durante todo el año y un deporte que los hombres y las mujeres puedan jugar juntos” dijo Coon.

En Yuma, el Fortuna de Oro Cal-Am RV Resort inauguró a ocho canchas nuevas de pickleball el año pasado, cada una equipada con luces para que puedan jugar todo el día y hasta en las tardes. Los eventos sociales y torneos menores entre los residentes y huéspedes registrados ocurren durante todo el año.

Hay siete torneos de pickleball programados para marzo por todo Arizona. Algunos torneos se llevan a cabo en centros privados en donde sólo los residentes pueden jugar, pero eventos como el Duel in the Desert en Casa Grande y el Spring Slam en Sun City tienen inscripción abierta.

La Asociación de Pickleball de los Estados Unidos (USA Pickleball Association) acogerá el torneo nacional en Casa Grande del 8 al 15 de noviembre. El furor no existe sólo en Arizona, sino también por todo el país.

Sue Anderson, 61 años, se enfoca en devolver la pelota durante un juego de pickleball el domingo, 8 de marzo, 2015 en el YMCA del noreste de Tucson, Arizona. Anderson se unió al equipo después de ver un folleto en el gimnasio.
Sue Anderson, 61 años, se enfoca en devolver la pelota durante un juego de pickleball el domingo, 8 de marzo, 2015 en el YMCA del noreste de Tucson, Arizona. Anderson se unió al equipo después de ver un folleto en el gimnasio.

La Asociación de Pickleball de los Estados Unidos (USA Pickleball Association) reportó que desde enero del 2011 a febrero del 2015, el número de lugares en donde jugar en la nación se ha multiplicado por tres, de 959 a un total actual de 3,036. Los lugares en donde se juega pickleball han incrementado un 33 por ciento en tan solo el 2014.

Aunque personas de todas las edades puedan jugar pickleball, hay algo único que específicamente atrae a las personas de la tercera edad más que a nadie. De acuerdo a Justin Maloof, el director ejecutivo de la Asociación de Pickleball de los Estados Unidos, el 69 por ciento de los miembros tiene 60 años de edad o más.

En Arizona, 19.4 por ciento de la población total del estado consiste de personas de entre los 60 años y más, lo que es algo superior a la cifra nacional de 18.5 por ciento, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos (U.S. Census Bureau).

“El hecho de envejecer no ha sido muy amable con mi cadera, pero puedo jugar pickleball porque no causa estrés en mi cuerpo”, dijo Susan Miriam, una jugadora nueva de pickleball de Tucson que comenzó a jugar la primavera pasada. “Me pone de pie y a moverme”.

Elementos del tenis, bádminton y ping-ping son combinados para crear este deporte híbrido. La pelota debe ser servida con un saque desde abajo y entrar en el cuadro diagonal del otro lado de la cancha. La pelota tiene que rebotar sólo una vez antes de golpearla. Para evitar que golpeen la pelota cuando se encuentre en la franja central o que le peguen muy fuerte cuando estén cerca de la red, hay una zona de exclusión de siete pies en cada lado de la red. “La cocina”, como se le llama a esta zona, ayuda a mantener el juego más seguro.

Una falta ocurre cuando golpean la pelota fuera de los límites, cuando la pelota cae en la zona de exclusión, si no rebota una vez en cada lado de la cancha o cuando golpean la pelota contra la red.

El juego llega hasta los 11 puntos y solamente el equipo que comience el servicio puede anotar puntos. El pickleball puede ser jugado de individual o con compañero, pero dos contra dos es lo más popular entre las personas mayores.

Las canchas de pickleball están del mismo tamaño que las canchas de bádminton, midiendo 20 por 44 pies. Las canchas pequeñas les facilitan a las personas de la tercera edad a jugar competitivamente, sin necesidad de tanta movilidad. Se usa una pelota parecida a una pelota ultraliviana, con raquetas de madera o de material compuesto. El deporte es cómodo para las articulaciones óseas y musculares, así como otras dolencias físicas que pueden afectar a las personas mayores.

“Es muy fácil comenzar”, dijo Hui Zhang, que vive en Green Valley durante el invierno.

“Yo he jugado en diferentes lugares, pero también acabo de comprar mi propia raqueta porque me di cuenta que he estado jugando mucho. Ahora me siento más oficial con mi propia raqueta”.

Para mujeres como Zhang y Coon, el pickleball les ofrece la oportunidad de competir contra hombres en un deporte que reduce las diferencias de capacidad atlética de género.

“Los hombres y las mujeres pueden jugar equitativamente este juego”, dijo Coon, que juega dobles mixtos y dobles femeninos. “No se trata de fuerza, sino más sobre la estrategia y la rapidez. Todos los que jugamos decimos que este juego es muy adictivo”.

Cam Chery es un reportero para Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Arizona. Póngase en contacto con ella mediante el correo electrónico ccheryvirgo@email.arizona.edu.

Traducido por Anahí Valenzuela / Editado por Natasha Moushegian

Haga clic aquí para una versión Word de este artículo y fotos de alta resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.