El esfuerzo y la humildad de un joven lanzador le dan buenos resultados

La temporada pasada ponchó 77 bateadores y tuvo un promedio de 2.66 de carreras ganadas. (Foto por Drew McCullough)
La temporada pasada ponchó 77 bateadores y tuvo un promedio de 2.66 de carreras ganadas. (Foto por Drew McCullough)

A Sati Santa Cruz Jr., estudiante de tercer año y lanzador del equipo de béisbol de la preparatoria Sahuarita, el éxito le ha llegado a una temprana edad.

Durante el año pasado, el joven de 17 años se comprometió a estudiar en la Universidad de Arizona en un futuro cercano y jugar en su equipo de béisbol; jugó para el USA Baseball U17 National Development Team (equipo de béisbol nacional de desarrollo para jugadores menores de 17 años), y aceptó la invitación para jugar en Under Armour All-America Game (torneo donde participan los mejores jugadores de béisbol a nivel preparatoria de la nación) el 16 de Agosto en el campo de béisbol Wrigley, sede de los Chicago Cubs.

Lo más rápido que el lanzador diestro de seis pies y tres pulgadas de altura y peso de 225 libras, ha lanzado ha 95 mph, y consistentemente lanza entre los 90.  La temporada pasada ponchó 77 bateadores y tuvo un promedio de carreras limpias permitídas de 2.66.

Aunque él ha hecho del béisbol su compromiso deportivo principal, esta temporada jugó para el equipo de básquetbol de su escuela.  Recientemente también dejó de participar en fútbol americano y  lucha libre, deportes en los cuales también sobresalía, para dedicarse al béisbol.

Ninguno de sus logros serían posibles sin el esfuerzo y la dedicación que le pone a los deportes, dice.

“No solo porque soy Sati quiere decir que no me tengo que esforzar en todo lo que hago”, comentó. “Tengo que competir por mi puesto todos los días.

Expresa que es un gran honor haber sido escogido para participar en el juego Under Armour.  “Realmente lo es.  Esto me demuestra que tan duro entreno y que nuestro esfuerzo rinde frutos a largo plazo”.

También tiene una humildad que va más allá de su edad, la cual contribuye a su éxito, opina su madre, Edith Santa Cruz.

“Sati es muy humilde”, ella comenta.  “Con todas las oportunidades que ha tenido, podría ser muy orgulloso.  Pero no está sumido en sí mismo”.

Ella y su esposo, el señor Sati Santa Cruz, quien es el entrenador asistente en el equipo de béisbol de Sahuarita, hacen todo para que él se mantenga así.  Dicen que es importante enseñarle a su hijo que siempre habrá alguien mejor que él, pero que debe hacer lo mejor posible y siempre esforzarse en mejorar.

“Desde pequeño siempre ha sido muy competitivo consigo mismo”, afirma su padre. “Nunca hubo un momento en que me haya dicho, “no quiero hacer esto”. Siempre se esfuerza por ser mejor y siempre viene preparado para jugar todos los días”.

Esa dedicación también lo ha ayudado a tener éxito fuera del montículo de lanzador.

Aunque los lanzadores son conocidos por ser inconsistentes en el plato, Sati Santa Cruz Jr. es considerado un ‘gigante’ como bateador, dice Sam Gelardi, el entrenador del equipo de béisbol de Sahuarita.

“Es probablemente es uno de los mejores cinco bateadores del sur de Arizona”, menciona Gelardi.  Espera que el joven Sati los dirija en las carreras bateadas impulsadas (RBI, por sus siglas en inglés) este año.

Sati Santa Cruz Jr. tiene una fórmula para su éxito.

“Uno tiene que trabajar muy duro, mantener la mente enfocada y no juntarse con la gente equivocada”, él afirma.

Esta mentalidad lo ha llevado a ser un líder.

“Todos los jóvenes lo admiran”, expone su padre. Él ha sido un líder desde la escuela primaria.

Santa Cruz es un ‘gigante’ en el bateo según su entrenador Sam Gelardi. (Foto por Drew McCullough)
Santa Cruz es un ‘gigante’ en el bateo según su entrenador Sam Gelardi. (Foto por Drew McCullough)

Le digo, “ahora no puedes hacer nada tonto porque eres un líder y los otros jóvenes pensarán que está bien hacer algo tonto”, comenta.

El entrenador Gelardi dice que las cualidades que tiene Sati Santa Cruz Jr. lo han convertido en un beisbolista generoso que contribuye al éxito del equipo.

“Se interesa en sus compañeros”, afirma.  “Prefiere complacer a sus compañeros que a sí mismo”.

Su padre dice que ha aprendido a ser un líder más allá del campo de béisbol.

“Si vamos a un juego y hay personas mayores que están batallando con sus asientos, se acerca a ellos y les ayuda sin que yo le diga”.

En ese sentido, “él tiene un buen corazón”, agrega su madre. “Es un joven lindo.  Es un muchacho, pero tiene corazón de niño”.

Sati Santa Cruz Jr. les agradece a sus padres por sus logros.  No estaría donde está ahora sin el apoyo constante de ellos, sus ejemplos principales.

“Me he dado cuenta de todo lo que hacen por mí y que les tengo que retribuir de alguna manera”, expresa. “Así que estoy trabajando duro e intento hacerlos feliz – es lo mínimo que puedo hacer”.

El apoyo de sus padres comenzó al principio de su carrera y continúa hasta el día de hoy. Su madre atrapaba los lanzamientos que él y su hermano hacían. Al salir de trabajar, su padre los recogía y los llevaba al campo de béisbol.

“En ocasiones pensaba que era demasiado”, dice su madre.  “Pero después de un tiempo, me di cuenta que esto es lo que realmente les gusta hacer, así que ahora los animo”.

A pesar de sus recientes logros, Sati Santa Cruz Jr. No tiene intención de detenerse.

Él comenta que su meta principal para la próxima temporada es ayudarse a sí mismo y a su equipo a mejorar y ganar el campeonato estatal.  Su meta es 90 ponches y  promedio de carreras limpias permitídas de 1.0 o menos.

También menciona que le emociona lo que depara el futuro para él. “Definitivamente estudiaré en la Universidad de Arizona.  Es imprescindible”. Después de terminar en la Universidad de Arizona, tiene en mente ser seleccionado para entrar en el Béisbol de Ligas Mayores.

Además de sus padres, le agradece a “Dios por todas las bendiciones que me ha dado”, expresa. “También le quiero agradecer a mis padres por apoyarme”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.