Cómo se convirtieron seguros nuevamente los parques estatales y nacionales cerca de la frontera

La vista del cerco de la frontera que cruza por medio del paisaje del parque Coronado National Memorial . (Fotografías por Nicholas Cada/ Arizona Sonora News)
La vista del cerco de la frontera que cruza por medio del paisaje del parque Coronado National Memorial . (Fotografías por Nicholas Cada/ Arizona Sonora News)

Advertencia: “El contrabando y la inmigración ilegal pueden estar presentes en esta área”.

No hay duda que los visitantes de los parques estatales y nacionales y monumentos en el Sur de Arizona han visto estas señales puestas en caminos de excursión populares. Los sitios cerca de la frontera con México son muy buenos lugares para encontrar caminos de excursión, para la observación de aves y zonas para acampar, pero incluso le proporcionan un lugar perfecto para cruzar a los Estados Unidos a los inmigrantes indocumentados y a los traficantes de drogas.

Sin embargo, los visitantes no ven ningún tipo de actividad ilegal en la frontera. Una de las razones es que, la patrulla fronteriza tiene una base de operaciones dentro del parque Coronado National Memorial en Sierra Vista, la cual consta de un incremento en los oficiales que se asignan al parque para ayudar a reducir la actividad fronteriza ilícita.

“Los visitantes raramente lo ven porque los inmigrantes intentan evadir los caminos comunes y por lo general viajan de noche”, explicó Christopher Bentley, un guardabosques del parque Coronado National Memorial cerca de Sierra Vista, el cual solamente está abierto durante las horas diurnas.

Según Bentley, la seguridad ha mejorado drásticamente desde el 2003, cuando Coronado fue nombrado uno de los 10 parques más mortales de los Estados Unidos por la asociación de guardabosques de la Orden Fraternal de Policías.

Los vehículos de la patrulla fronteriza estacionados arriba en la cima de Coronado.
Los vehículos de la patrulla fronteriza estacionados arriba en la cima de Coronado.

Otro lugar que cuenta ahora con más seguridad es el Monumento Nacional Organ Pipe, el cual está localizado al oeste de la Nación Tohono O’odham que se encuentra en el poniente del condado Pima. El parque de 517 millas-cuadradas se estrecha casi 30 millas a lo largo de la frontera con México, fue creado en 1937 para preservar un ejemplo puro del hábitat del Desierto de Sonora.

El monumento — el cual alardea con centenares de millas de recorridos panorámicos, decenas de millas de caminos de excursión y lugares para acampar — da hogar a muchos animales sonorenses en peligro de extinción.

El problema del tráfico de drogas y el cruce ilegal empeoró tanto en el 2003, que la mayoría de las secciones de Organ Pipe estaban cerradas al público. Además, ese año fue nombrado uno de los 10 parques nacionales más mortales.

Las personas que cruzan la frontera ilegalmente y el tráfico de drogas no solamente amenazaron la seguridad de los visitantes del parque, sino que también dañaron la salud y la seguridad de estos ecosistemas únicos.

“Nuestro trabajo es la preservación de la tierra, tenemos que cuidar los caminos hechos por el hombre que pueden socavar y degradar el entorno”, dijo Bentley.

En el 2014, el monumento de Organ Pipe abrió todas sus puertas al público de nuevo y más de 210,000 personas visitaron el parque ese año.

Organ Pipe también ha visto que la actividad en la frontera ha disminuido debido a la presencia elevada de los oficiales fronterizos y en general un descenso en la actividad ilegal en la frontera.

En el 2013, ocurrió un ataque en el Monumento Nacional de Chiricahua que está a 30 millas al sur de Willcox. Karen Gonzales, una empleada del Servicio de Parques Nacionales, fue encontrada muerta en un baño antes de que le robaran su camión tipo NPS. El sospechoso Gil Gaxiola, un inmigrante indocumentado, fue detenido por la patrulla fronteriza ese mismo mes en Douglas y está esperando juicio, el cual está programado para septiembre.

Sin embargo, este tipo de ataques habían sido muy inusuales desde a mediados del 2000, tiempo en el que el cruce ilegal de la frontera alcanzó cifras récord, mencionó Bentley.

La vista de la frontera de México desde la cima de Coronado.
La vista de la frontera de México desde la cima de Coronado.

“Las personas tienen más interés por la frontera que temor”, agregó. “Frecuentemente preguntan qué tan lejos está la frontera o si la pueden ver desde el parque”.

“Las preocupaciones de la seguridad fronteriza se han convertido un poco exageradas”, añadió Bentley.

Todos los parques de los Estados Unidos han visto un incremento de visitas en los últimos años, dijo.

“Espero que podamos tranquilizar algunas de las preocupaciones que tienen las personas sobre la frontera”, expresó Bentley. “El parque es un lugar seguro y es un lugar hermoso con una ecología única”.

Nicholas cada es un reportero para el Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo con la universidad de Arizona. Lo puede contactar en ncada@email.arizona.edu.

Oprima aquí para fotografías de alta resolución.

Traducido por Hiriana N. Gallegos,

Leave a Reply

Your email address will not be published.