Barriles de cerveza

Ivor Cyderman tomándose una cerveza helada en el bar Tap & Bottle Tucson (Fotografía por: Spencer Heggins / Arizona Sonora News Service)
Ivor Cyderman tomándose una cerveza helada en el bar Tap & Bottle Tucson (Fotografía por: Spencer Heggins / Arizona Sonora News Service)

Olvida los litros. A algunas personas les gusta la cerveza por barril.

Las cervecerías de Arizona se unirán a la tendencia nacional de añejar cerveza en barriles de madera para producir nuevos sabores mezclados de vino, coñac y tequila.

“Es el tipo de bebida que te da un golpe de sabor”, dijo Ivor Cryderman, copropietario del camión de comida “Chef’s Kitchen and Catering Food Truck” en Tucson y a quien le gusta la cerveza añejada del estado.

Compañías en Tucson, Scottsdale, Gilbert y otras comunidades en Arizona están estudiando el mercado para cervezas añejadas en barriles, el cual ha estado en crecimiento nacionalmente, según Bart Watson, Economista Jefe de la Asociación de Cerveceros (Brewers Association) basado en Boulder, Colorado.

“La cerveza artesanal nace de la innovación y una demanda para cervezas de sabor y una variedad de estilos”, dijo Watson. “Las cervezas añejadas en barriles crean nuevos perfiles de sabor que no se pueden obtener con puras técnicas para la fabricación de cervezas”.

Las compañías de cervezas dejan atrás a los populares barriles de bourbon y whisky y experimentan con los de ginebra, tequila, ron, brandy, vino, coñac, jerez entre otros, según Ben Keene, editor de la revista BeerAdvocate Magazine, una publicación mensual que explora todas las variaciones de cerveza para ambos los fans y las industrias.

Las cervezas se almacenan para ser añejadas en barriles de roble, los cuales fueron anteriormente utilizados por vinerías o destilerías para desarrollar otro licor, permitiendo que la cerveza adquiera un carácter propio de las sobras de otros sabores.

La cervecería “Dragoon Brewing Company” en Tucson añeja una selección de cerveza en barriles de tequila y ron, según el gerente general, Tristan White.

Barriles de tequila, bourbon, whiskey y ron añejándose en la bodega de la compañía Dragoon Brewing Company en Tucson, Arizona. (Fotografía por: Spencer Higgins / Arizona Sonora News Service)
Barriles de tequila, bourbon, whiskey y ron añejándose en la bodega de la compañía Dragoon Brewing
Company en Tucson, Arizona. (Fotografía por: Spencer Higgins / Arizona Sonora News Service)

“Otras cervecerías cerca de aquí aún añejan su cerveza, pero nosotros añejamos las extrañas”, dijo White.

Las “extrañas” son las más difíciles de crear. El tequila y el ron, por ejemplo, son exportados internacionalmente, lo cual cuesta más enviar con la distancia adicional y tardan más en llegar a través de la aduana fronteriza. La cervecería Dragoon obtiene sus barriles de ron de Puerto Rico, lo cual requiere una lista de espera de seis meses y un mes de retraso para la entrega.

Los barriles de bourbon y whiskey son de origen estadounidense, bajando el costo y haciendo la entrega más rápida.

Para White, crear sabores extraños es un arte. “Es como seleccionar su propio ingrediente”, dijo White. “Es otra herramienta que tenemos como cerveceros”.

Poner a estas cervezas en barriles agrega al menos un día de trabajo. Una tanda estándar tarda normalmente tres días en fermentarse. La fermentación de tres días aún aplica para la cerveza añejada en barriles, pero tarda un día más por transferir la cerveza a los barriles.

La cerveza es transferida del depósito de fermentación al barril a través de una manguera, permitiendo que la cerveza se quede en los barriles por varios meses para que de esa manera, extraiga los sabores del barril.

“Estás creando un producto que no puedes ver por seis, 12, o 24 meses a la vez”, dijo White, lo cual causa una ganancia retrasada. Sin embargo, ya que la cerveza se haya desarrollado completamente, las cervecerías pueden cobrar más por su proceso único de añejamiento, el cual nivela los pagos.

Los precios varían desde $8 dólares por botella hasta $30, dependiendo de la marca y de lo que la cervecería necesite para cubrir los gastos, según Mike Figueira, el gerente del bar Tap & Bottle Tucson.

Una de las adquisiciones más recientes de cerveza añejada en Dragoon es Lazarus, añejada con una mezcla de vino, coñac y bourbon. Las cervecerías Arizona Wilderness Brewing Company en Gilbert y SanTan Brewing Company en Chandler ambas producen una cerveza añejada en barriles de tequila.

La compañía Fate Brewing Company en Scottsdale ahora vende dos tipos de infusiones de cerveza añejada por barril. Su última creación es la cerveza “Barrel Aged Droppin´ Beetz Saisonl” la cual es añejada en un barril de Chardonnay por más de seis.

No existen corredores de barriles en Arizona, así que una compañía de Colorado, Rocky Mountain Barrel Company, distribuye barriles a las cervecerías en todo el estado, incluyendo Dragoon, Arizona Wilderness Brewing Company en Gilbert, Wanderlust Brewing Company en Flagstaff y Superstition Meadery en Prescott.

Durante los últimos dos años, el precio de los barriles ha incrementado de $50 dólares cada uno a $200. Esto se debe a la demanda de cervezas añejadas en barriles y una escasez de barriles, según Noah Steingraeber, “Principal Tirador de Barriles”

(“Lead Barrel Slinger”) para la compañía Rocky Mountain Barrel Company. 

“Muchos de los productores de cerveza tienen esta mentalidad de Wal-Mart, piensan que pueden hacer una llamada y ordenar lo que quieran”, dijo Steingraeber.

“Pero toma tiempo conseguir estos barriles, especialmente ahora que las cervecerías no sólo compiten con otras cervecerías sino también con otras compañías internacionales”.

Escocia, por ejemplo, ha estado comprando barriles de bourbon y whiskey, dijo Steingraeber.

Las cervecerías aún están experimentando con los barriles, encontrando nuevas mezclas para añadir al carácter de una buena cerveza helada. Los amantes de la cerveza, como Keene, disfrutan de su creatividad.

“Hay un elemento de lo desconocido en estos productos”, dijo Keen, agregando,

“Creo que las cantidades limitadas y la exclusividad de estas cervezas las hacen

deseables, al igual que un vino poco común”.

A Cryderman le gusta la combinación de licor con cerveza. “Disfruto un buen whiskey y bourbon junto con una buena cerveza porter o negra, entonces cuando se combinan por medio del añejamiento, es algo que de verdad puedo disfrutar”, dijo Cryderman, añadiendo, “Puedes ver que es más que sólo una cerveza. Puedes saborear todo el amor que se le puso al proceso de añejamiento”.

Traducido por Lizeth Castellanos / Editado por Natasha Moushegian

Spencer Higgings es reportera para Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Arizona. Comuníquese con ella por correo electrónico spencerhiggings@email.arizona.edu

Haga clic aquí para una versión Word de este artículo y fotos de alta resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.