Artistas nativo americanos eliminan los estereotipos

Exhibición de Will Wilson en la fundación Amerind Foundation. Fotografía por Cali Nash//Arizona Sonora News Service
Exhibición de Will Wilson en la fundación Amerind Foundation. Fotografía por Cali Nash//Arizona Sonora News Service

Considere un retrato omnipresente color sepia de una indígena americana, con un tocado puesto de diseño elaborado, expresando un cierto tipo de solemnidad desplazada. Este tipo de imagen le molesta a Will Wilson.

La representación estereotípica corresponde a Edward S. Curtis, el famoso fotógrafo al comienzo del siglo XX. Curtis creó una gran cantidad de fotos que intentaban retratar a los nativos americanos tal y como eran. Sin embargo, su lente sentimental capturó la fantasía de los americanos y discutiblemente sirvió para separar  la cultura indígena de la norma.

Wilson, un fotógrafo indígena, combate este tipo de romanticismo con su propia colección de retratos de nativo americanos. Su trabajo cambia los estereotipos, pero como artista indígena contemporáneo, él mismo desafía los estereotipos respecto al tipo de obras de arte que los nativos americanos ‘deberían’ crear.

Wilson forma parte de un gran grupo de artistas nativo americanos quienes rechazan los ideales fijos sobre el arte de los nativo americanos tal y como se ilustran en el trabajo de barro y en la artesanía creativa de abalorios. Estos artistas trabajan dentro del medio contemporáneo para crear un tipo de arte que es tanto moderno como también relevante a sus experiencias.

Wilson menciona que él trata de ‘sustituir la mirada de Curtis Settler’ con una visión contemporánea de Norteamérica. Sus fotografías reflejan las infames fotos de rostro color sepia, mas proyectan su mirada en temas modernos.

Su exhibición llamada “Toward a Critical Indigenous Photographic Exchange” (Acercándose hacia un  intercambio crítico fotográfico de indígenas) se presenta en la galería de la Amerind Foundation (Fundación Amerindia), un centro de arte e investigación en Texas Canyon, el cual es dedicado a la creciente concienciación sobre el pueblo indígena de los estados unidos.

Eric Kaldahl, el subdirector y conservador jefe del museo, comentó que al comienzo del año 2000, la fundación The Amerind Foundation comenzó a incorporar obras de arte contemporáneas en su museo, junto con artefactos históricos indígenas.

Kaldahl comenta que el museo no quería que los visitantes se fueran solamente con la impresión de que “las culturas indígenas son parte del pasado, sino más bien que son parte del presente, con comunidades llenas de energía y llenas de problemas que a diario enfrentan.” Por esta razón, la fundación estableció la galería Fulton-Hayden Memorial Art Gallery (Galería Monumental de Arte Fulton-Hayden), la cual presenta exposiciones itinerantes contemporáneas, para así poder ofrecer más contexto para las personas que visitan los museos.

El autorretrato de Will Wilson. Fotografía por Will Wilson/Arizona Sonora News Service
El autorretrato de Will Wilson. Fotografía por Will Wilson/Arizona Sonora News Service

Desde que se establecieron este tipo de exhibiciones, Kaldahl comenta que ha habido fuertes reacciones por medio de los visitantes que no necesariamente interactúan con los pueblos indígenas y quienes conocen poco sobre sus estilos de vida actuales. Como comisario, Kaldahl dice que trata de incluir una amplia variedad de artistas indígenas, estilos y temas para poder exponer mejor a los visitantes a las diversas perspectivas indígenas.

Glory Tacheenie-Campoy, una artista indígena contemporánea de Tucson, cree firmemente que los museos deberían de tener diferentes estilos de arte y no solamente estilos de arte tradicional. Su arte, el cual ha sido presentada en la fundación Amerind Foundation, es abstracta.

A pesar de que artistas tal como Tacheenie- Campoy y Wilson prefieren incorporar temas nativo americanos en sus obras, Tacheenie- Campoy comenta que el mercado del arte a menudo requiere que los artistas indígenas produzcan arte en los estilos indígenas que ya se conocen o que pertenecen a la cultura nativo americana.

Tacheenie-Campoy menciona que no todas sus obras tienen aspectos nativo americanos, pero cuando sí los tienen, casi siempre son sutiles. A veces comienza con figuras geométricas que usualmente se encuentran en tapetes que se tejen con diseños tradicionales y las hace abstractas para que sus obras presenten a la cultura indígena sin reproducir imágenes estereotípicas sobre mujeres y tapetes.

Este estilo diverso y sutil puede funcionar en su contra en el mundo artístico competitivo. Tacheenie-Campoy dice que debido a que siempre hay una demanda por arte indígena y auténtica, cree que los artistas indígenas que caben dentro de esa categoría venden sus obras más rápido y pueden ganarse la vida con ellas.

Lugares tales como Santa Fe, Nuevo México, en los que se basa Wilson, son reconocidos por su arte indígena auténtica. Tacheenie-Campoy explica que hay un mercado separado para aquellos compradores ignorantes, generalmente turistas, que tienen poco conocimiento sobre la tradición o contexto del arte, pero a pesar de eso quieren comprarlo. Ella comenta que obras de arte tradicional producidas en gran cantidad, inauténticas y corrientes ocupan este nicho en el mercado, explotando la cultura de donde procede este tipo de arte.

Para satisfacer la demanda del mercado en sus propios términos, muchos museos, incluyendo el Amerind Foundation (Fundación Amerindia), ahora tienen tiendas que venden arte indígena auténtica tales como  artesanía y libros sobre la historia y el presente de las culturas indígenas de América.

Retratos destacados en la exhibición “Toward a Critical Indigenous Photographic Exchange” (Hacia un intercambio indígena critico). Fotografía por Cali Nash/Arizona Sonora News Service
Retratos destacados en la exhibición “Toward a Critical Indigenous Photographic Exchange” (Hacia un intercambio indígena critico). Fotografía por Cali Nash/Arizona Sonora News Service

Wilson también destaca la importancia de la agencia en su intercambio fotográfico. Él menciona que la participación activa del sujeto en su retrato es clave para crear diálogo fotográfico que se enfoca en la recreación de la presencia contemporánea de los indígenas americanos.

Lo que él pretende es que el diálogo interrumpa el poder asumido de la fotografía para que sea objetivo y de esta manera capture en lugar de que construya. Esta subjetividad reconocida reemplaza a la objetividad insinuada creada por Curtis.

El retrato de estudio es una herramienta bastante impactante que Wilson usa para crear un enlace entre la calidad ritualista de una fotografía con la representación histórica de los indígenas americanos. Wilson describe que el proceso del retrato es una experiencia íntima, puesto que cada imagen contiene su propia narrativa. Principalmente, lo que Wilson espera es que su colección de fotos “aporten a la imagen que las personas tienen sobre los indígenas”.

Wilson se unirá junto con otros dos artistas invitados a la fundación Amerind Foundation el 5 de marzo para dar un discurso en la galería. Él hablará en más detalle sobre su exhibición fotográfica con los visitantes y también demostrará el proceso fotográfico que usa, tomando varios retratos de voluntarios.

Cali Nash es una periodista para Arizona Sonora News, un servicio de la escuela de periodismo con la Universidad de Arizona. Contáctese con ella a su correo cnash@email.arizona.edu.

Haga clic aquí para fotos de alta resolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.