Aliados para el bienestar

Por Christina Duran
Traducido Hiriana N. Gallegos

En una calurosa mañana de sábado, varias personas se juntan alrededor de una camioneta blanca en frente de la organización  House of Neighborly Services. Lorenzo González se para con la espalda hacia su camioneta con el logo del Sur de Tucson repartiendo cajas de pintura de aerosol, bolsas de plástico llenas de esponjas, trapos, papel de lija y baldes hasta el tope de agua. Brevemente le da instrucciones al público.

“¡Recuerden no pinten la lechada!”, grita el Sr. González. “Voy a pasar por cada uno de los marcos si alguien necesita algo, ¡Gracias!”

Grupos de tres a cuatro personas pintaban los marcos de los murales icónicos del Sur de Tucson creados por Las Artes, un programa de educación de artes para los estudiantes que no terminaron la preparatoria.

Este evento que se hace en septiembre es uno de los muchos esfuerzos que la alianza Healthy South Tucson asume como parte de sus metas.

Healthy South Tucson es una alianza entre organizaciones de South Tucson, Tucson y el condado de Pima, que han crecido por medio del programa Weed and Seed. Aunque hay 33 organizaciones, las que han sido miembros por más tiempo son Primavera Foundation, House of Neighborly Services y Gospel Rescue Mission.

Lorenzo Gonzalez, presidente de Healthy South Tucson, quita la cinta de carrocero al mural nuevamente pintado. (Foto por Christina Duran)

El año pasado, se revaluó la alianza después de un lapso de incertidumbre.

“Era como estar en el limbo,” comenta González, planificador del Sur de Tucson y presidente de Healthy South Tucson. “Habían dudas acerca del liderazgo”.

Esas dudas se contestaron cuando los miembros escogieron al presidente, vicepresidente, secretaria, y tesorero. El Sur de Tucson adoptó un nuevo plan estratégico en la junta del año pasado.

“Decidimos fortalecerlo e intentamos proponer una misión y visión de hacia dónde queríamos dirigirlo,” agrega González. “Empezamos a encargarnos de los problemas que existían y de ahí surgió Healthy South Tucson.”

La misión de la alianza cubre todos los aspectos para desarrollar una comunidad saludable, pero a los miembros se les hace difícil definir la meta principal del grupo. Sentado en un cuarto de conferencia en el municipio del Sur de Tucson, Gonzales habla francamente.

“Creo que algunas de las cosas que hemos identificado pueden ser un poco más de lo que nos podemos encargar en estos momentos, pero eventualmente ahí es donde queremos llegar.”

Al igual que González, Kerri López, la directora de House of Neighborly Services y vicepresidenta de Healthy South Tucson, piensa que el número de metas son agobiantes.

“Algunas veces parece que nos distraemos por los componentes de la salud y pensamos que nos tenemos que encargar de todos para poder ser una alianza de salud,” menciona López.

“Pero en realidad, podemos encargarnos de una cosa y dejar que se traspase a todas las

áreas de salud”. González está de acuerdo y dice que el plan estratégico era una manera

para que la alianza encontrará su voz. Por el momento, continúa trabajando en los proyectos que tiene al alcance, que incluyen no solamente estas limpiezas, pero también su feria anual de salud y la feria del regreso a clases.

En el 2012 la alianza, que originalmente estaba bajo el nombre de Healthy Habits, lanzó su primera feria de salud. En el 2014, empezó la feria del regreso de clases para darle a los menores, “las cosas que necesitan como zapatos, ropa interior y útiles escolares,” González menciona.

El dinero siempre es un factor, al igual que para otras organizaciones.

Las dos ferias anuales son fundadas por medio de las donaciones y la recaudación de fondos, como muchos de los proyectos de la alianza.

Para la limpieza de este septiembre, Gospel Rescue Mission donó $200 de su presupuesto de proyección y lo usó para la pintura y otros materiales, comenta Suzanne Williams, la directora de Community Ministries y Volunteering at the Gospel Rescue Mission.

Mientras es importante la recaudación de fondos, los miembros quieren enfocarse en el desarrollo de la participación del trabajo voluntario.

Aunque los representantes del Gospel Rescue Mission, Tucson Urban League, Primavera, House of Neighborly Services, y la ciudad del Sur de Tucson (representado por González) van a los muros, solo unas pocas personas residentes de allí van a ayudar.

González conduce cuidadosamente con una escalera saliendo de la cajuela, para que no se derrumben los baldes de agua. Suspira antes de decir, “Vez, ese es el problema. El conseguir que las personas vengan y que cuiden su ciudad.”

Los miembros de la alianza tienen la esperanza que los residentes al ver los cambios en su comunidad van a querer contribuir al esfuerzo.

“Si se empieza a limpiar y se le empieza a dar mantenimiento se cambia la imagen,” expresa González. “Cambias la psicología.”

Mientras tanto, los integrantes de la alianza continuarán publicando su boletín informativo digital involucrando a la comunidad por los medios sociales y su página de red.

        González regresa a House of Neighborly Services con bolsas negras para la basura con botes vacíos de aerosol pegándose el uno contra el otro, trapos sucios y esponjas.

        Siete de los diez marcos se pintaron, más de los que se esperaban. Algunos de los marcos tienen rastros de pintura amarilla, con gotas de pintura en grumos que se pueden ver de cerca.

        Pero como dice González, “Hacemos lo que podemos.”

Christina Duran is a reporter for El Independiente, a service from the School of Journalism with the University of Arizona. Contact her at christinaduran@email.arizona.edu.

Leave a Reply

Your email address will not be published.