Acceso denegado: servicios de aborto hacen falta en zonas rurales

Abortion infographics

 

ABORTOS EN ARIZONA (Traducido)

  • 782 Número de abortos en Arizona en 2013
  • 254 Número de abortos realizados por residentes de Arizona
  • 79 Número de procedimientos llevados a cabo fuera de hospitales y clínicas
  • 67% de los condados de Arizona no tienen clínicas de aborto
  • 91% de los abortos que se reportan en Arizona ocurren a las 13 semanas de embarazo o antes

 DATOS PROVEÍDOS POR EL DEPARTAMENTO DE SALUD DE ARIZONA

Si busca un aborto en el sureste de Arizona, desafortunadamente está sin suerte.

 Y para algunas mujeres en el estado, el acceso al cuidado médico podría ser obstaculizado por el proyecto de ley del Senado 1318, el cual eliminaría la oportunidad para que una mujer se realice un aborto si está cubierta por el seguro médico federal.

 Este proyecto de ley fue aprobada por el Senado 17-12 el 19 de febrero, y se ha enviado a la Cámara de Representantes.

 La legislación vigente de Arizona disminuye el acceso al aborto, pero aún existen mujeres que no han tenido acceso para empezar.

 Las pequeñas zonas rurales no carecen solamente de recursos a menudo. A pesar de que servicios básicos tal como el control de la natalidad y los servicios de embarazo están disponibles con varios proveedores en el área, la clínica de aborto más cerca de Bisbee, la sede del Condado de Cochise, se encuentra a 100 millas de distancia en Tucson.

 Con la falta de acceso al cuidado médico en las zonas rurales, muchos residentes están en desventaja si están enfermos. Sobre todo las mujeres que buscan obtener un procedimiento de aborto continúan muy afectadas por esto.

“Viajar es siempre una barrera” dijo Noemi Chavez, Directora del Programa de Salud de Mujeres (Women’s Health Program) para la Clínica Ginger Ryan (Ginger Ryan Clinic) en Douglas. “Para nosotros aquí, todo gira alrededor de Sierra Vista. Para ver a un especialista, hay que ir hasta allá”.

 Si una mujer está interesada en realizarse un aborto, no tiene opción más que viajar a Tucson o a Phoenix para recibir esos servicios. Los centros de Planned Parenthood en Tucson no envían por correo anticonceptivos de emergencia ni píldoras abortivas.

 La ley de Arizona ya requiere que las mujeres que buscan un aborto visiten a un doctor al menos 24 horas antes del procedimiento, para ser informadas del material de consentimiento requerido por el estado.

 Chavez también discutió la barrera lingüística que puede afectar a las mujeres en el área. “Aquí todo el mundo habla español” dijo Chavez. “Pero vas a Sierra Vista, y los proveedores no hablan español”.

 Una mujer puede visitar a un proveedor médico para obtener una receta médica y surtirla en su farmacia local, pero eso aún requiere viajar al proveedor médico. Planned Parenthood puede mandar por correo píldoras anticonceptivas, pero eso también requiere una visita en persona en el centro médico. Debido a que los abortos son procedimientos físicos invasivos, requieren un examen médico para que el proveedor médico pueda ayudar a determinar las mejores opciones para el paciente.

 Kat Sabine, directora ejecutiva de la Asociación de Acción para los Derechos del Aborto y la Reproducción Pro-Elección de Arizona (NARAL Pro-Choice Arizona), espera un aumento en el acceso al cuidado de salud y los servicios de aborto para las mujeres en Arizona.

 NARAL Pro-Choice America es una organización nacional no lucrativa que educa y promueve opciones de salud reproductiva, con apoyo para los servicios médicos del aborto. La organización cree que los anticonceptivos y la educación son necesarios para reducir la cantidad de embarazos no planeados, pero que el aborto debe permanecer legal.

 “Los doctores con los que trabajamos proveen un cuidado excelente, pero ellos desafortunadamente son explotados y están estresados” dijo Sabine. “Hay muy pocos centros médicos en el estado para satisfacer las necesidades de las mujeres que viven afuera de Phoenix o Tucson”.

 Más allá de las obvias barreras geográficas que existen, algunos ven a los centros de atención de embarazo anti-aborto como otra barrera, ya que estos centros de atención no emplean médicos profesionales, y su meta es alejar a la gente de los servicios de aborto.

 Hay uno en el área: el Centro de Embarazo Carenet del Condado de Cochise (Carenet Pregnancy Center of Cochise County), ubicado en Sierra Vista.

 Carenet Pregnancy Center es un centro religioso que tiene la meta de educar a las mujeres sobre opciones para el embarazo aparte del aborto. El centro también promueve una educación de abstinencia para los menores en el condado.

“Todos que trabajan aquí son Cristianos”, dijo Adele Schloemer, directora asistente de Carenet. El centro es apoyado por varias iglesias del área y en es parte de la organización nacional de Carenet.

Schloemer también dijo que la organización está compuesta de voluntarios, de los cuales ninguno es consejero profesional ni doctor. El centro y sus voluntarios proveen servicios gratuitos tal como educación para ser padres, pruebas de embarazo, y ultrasonidos de primer semestre para futuras madres.

Mientras organizaciones como NARAL Pro-Choice Arizona y Planned Parenthood tienen la esperanza de un incremento en el acceso a servicios de aborto, otros piensan que no es necesario.

Tina Upshaw, directora ejecutiva de Carenet, cree que el problema principal que enfrentan las mujeres embarazadas es no tener acceso a recursos, y sentir que están pasando por el embarazo solas.

Otros grupos de anti-aborto también comparten estos sentimientos.

“Hay grupos y organizaciones alrededor que están completamente comprometidos a ayudar con las necesidades espirituales, físicas, prácticas y emocionales cuando se encuentran frente a un embarazo no planeado”, dijo Jason Walsh, director ejecutivo de la organización “Derecho a la Vida” de Arizona (Arizona Right to Life).

Arizona Right to Life es una organización dedicada a educar los principios de anti-aborto, el público en riesgo y al mercado público y político sobre la humanidad del niño no nacido, según Walsh.

Walsh apoya a los centros como Carenet, pero no apoya organizaciones que proveen servicios de aborto.

“Planned Parenthood gana más de $150 millones al año matando a seres humanos inocentes” dijo Walsh. “¿Dónde está el amor en eso?”

Por otro lado, Sabine espera un futuro con menos barreras para que las mujeres que buscan realizarse un aborto.

La legislatura de Arizona tiene un historial de proponer y aprobar proyectos de leyes para restringir el acceso al aborto en el estado.

“Estamos consternados y cada vez más alarmados de qué tan lejos los políticos están dispuestos a llegar” dijo Sabine. “Nos gustaría ver todo el espectro de cuidado de salud reproductiva ofrecido en ámbitos privados que tomen en cuenta los valores de la mujer y que pongan las decisiones educadas al centro de su cuidado”.

Jordan Allison es reportera para Tombstone Epitaph y Arizona Sonora News, un servicio de la Escuela de Periodismo con la Universidad de Arizona. Comuníquese con ella por correo electrónico jordanallison@email.arizona.edu.

Traducido por Andrea Castillo/ Editado por Natasha Moushegian

Haga clic aquí para una versión Word de este artículo y fotos de alta resolución.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.